viernes, 2 de febrero de 2018

Una Propuesta Reivindicativa Integral para dignificar la educación, en el marco de la II Convención Colectiva Única y Unitaria de los Trabajadores y Trabajadoras del Ministerio del Poder Popular para la Educación.- Asociación de Educadores Jubilados y Pensionados Unidos de la Región Capital

Justificación

            El propósito fundamental de las organizaciones sindicales es la defensa de todos los derechos de los trabajadores. En la educación, el hecho educativo requiere para su realización, una visión unitaria y compartida de sus educadores, personal administrativo y obrero que implica un elevado compromiso con los educandos, la escuela y la patria.

            El Estado como máximo garante de su función indeclinable para con la educación (Art.102 CNRBV), debe animarlo el interés supremo para que nuestros educandos tengan las mejores condiciones para que se eduquen y los trabajadores de la educación ejerzan sus labores en un ambiente acorde a su elevada misión. En fin, para que la educación y el trabajo puedan cumplir y alcanzar los fines esenciales definidos en el artículo Nº 3 de la carta magna, donde la escuela sea el espacio para el ejercicio de la ciudadanía, de  creación de sociedad, de progreso, de producción de  conocimientos científico-humanísticos;  la escuela que busca educar y formar para la conciencia crítica y el compromiso, para la transformación, para la democracia, es decir, que conduzcan a una educación liberadora.

            En esta visión integral, solidaria y de compromiso con el niño, el joven, la escuela y el país es que ubicamos las conquistas reivindicativas; en consecuencia éstas deben apuntar a mejorar las condiciones de vida de todos los trabajadores de la educación: salarios dignos y suficientes; beneficios sociales, de salud, recreativos y de formación.

            Debe mejorar el ambiente donde se desarrolla el hecho educativo: Buenas infraestructuras físicas, bien dotadas, con todo el mobiliario adecuado y completo: mesas-sillas, pantallas para proyección, video been, pizarras acrílicas; sanitarios en buen estado, filtros de agua, comedores, espacios para el deporte, la recreación y la cultura; materiales didácticos para el aprendizaje; aulas amplias bien iluminadas, laboratorios tecnológicos y para las ciencias. 

            El ejercicio profesional de la docencia debe elevarse nuevamente a la condición de carrera, donde sea respetada la libertad de cátedra, el escalafón, la posibilidad de ascender por méritos, formación, experiencia, compromiso con la educación, sin más requisitos que los establecidos por una buena Ley del Ejercicio Docente. 

            Mejorar las condiciones en las que se desarrolla el hecho educativo inclinará indefectiblemente, en el interés de los niños y jóvenes por el estudio y su formación, para que sea la educación esa palanca no sólo para su superación personal, sino para la de su familia, la sociedad y el país de progreso y soberano que todos anhelamos. Además, contribuirá a elevar el prestigio social de la profesión docente.

            En este orden de ideas, la Convención Colectiva ( Contrato ) es un derecho humano que tienen todos los trabajadores a nivel mundial, contemplado en los convenios internacionales y particularmente en nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 89 , el cual señala: "El trabajo es un hecho social y gozará de la protección del Estado. La Ley dispondrá lo necesario para mejorar las condiciones materiales, morales e intelectuales de los trabajadores y trabajadoras." Si hay voluntad política y el consenso sobre la importancia de la educación en esta visión holística, entonces es este el instrumento por excelencia para dignificarla.

Condiciones de vida de los Educadores

            La profesión docente no es un simple oficio o profesión comparable con la de un mecánico, ingeniero, transportista, panadero. Cada una ellas son necesarias en la producción. ¿Puede el Estado tratar la profesión docente como un oficio inmerecido?. Dependerá de la valoración social que la sociedad venezolana le otorgue a la educación, y en especial de sus educadores. La realidad venezolana evidencia que cada día nos empobrecemos más y en esta medida que la educación se empobrece más, se desmejora su calidad.  Si no tenemos buenas condiciones laborales (dotación, iluminación, planta física, recursos de aprendizaje) será difícil cumplir con nuestra misión. Si a esto le agregamos el no disponer de un salario mínimo que garantice la subsistencia,  la situación se agrava aún más.

            Según la tabla salarial docente actualizada al último incremento  de enero 2018, el docente I percibe una remuneración básica de 579.883,03 bs. y el docente VI 859.463,17 bs, agregándose a estas remuneraciones el valor del bono de alimentación en 589.000 bs.  El promedio del salario que percibe cada educador no se acerca al 1.500.000,00.

            Según el CENDAS, la Canasta Alimentaria Familiar alcanzó otro récord, al pasar de 9.311.203,80 de bolívares en noviembre a 16.501.362,78 de bolívares en diciembre, lo que representa un alza de 129,5%, informó el Centro de Documentación y Análisis de la Federación Venezolana de Maestros. La variación anual fue de 2.927,8%.( El Nacional 25-1-2018). Para cuando termine el mes de enero, ésta estará por encima de los 25.000.000,00 de bs según proyecciones.

            El caso del maestro jubilado es dramático, pues queda en total indefensión por cuanto, no recibe el bono de alimentación, agudizándose su empobrecimiento por el alto costo de las medicinas para la atención de las enfermedades.

La Educación como garantía del Proyecto-Nación.

            La penetración ideológica producto de la globalización y el uso de las tecnologías en la sociedad del conocimiento en la conciencia humana, ha utilizado la tecnología como un arma para la humillación y enajenación del ser humano, lo que pudiera ser en apariencia, un beneficio social, bajo la premisa de la universalización del conocimiento. Sin embargo, puede convertirse en el peor enemigo para el proyecto de educación, y por consiguiente de la nación.

            El proyecto de Nación en nuestro país está sustentado bajo la premisa constitucional de un Estado de derecho y de justicia, federal y descentralizado, multiétnico, pluricultural, en el que el nuevo ciudadano es un ser profundamente solidario, con conciencia social de la sociedad a la que pertenece y que valora colectivamente , se apropia del ejercicio de la ciudadanía. Este objetivo social de carácter estratégico solo es posible garantizarla con el escudo de protección que debe establecer el proyecto de educación venezolana. El país será lo que sea su proyecto educativo.

            Los actores principalísimos para desarrollarlo y garantizarlo, son los educadores. No pretendemos negar la mundialización, mucho menos el uso de la tecnología. Tal como expresaba Martí: “injértese en nuestras repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser de nuestras repúblicas”.  Se trata de saber discernir y aprovechar lo útil y necesario para la ciudadanía. La educación como garante de la seguridad del proyecto nación impone la protección de sus principios sociales y tendrá que implementar instrumentos de resguardo Ideológico. Con ello asumimos, que los educadores somos actores fundamentales para garantizar la transformación de nuestro país y por tanto, el proyecto nación.

            Con la sabiduría, el conocimiento, con los instrumentos de la pedagogía, con la humildad, con conciencia de su clase y reconocimiento de su pueblo. Sin embargo, solo podrá lograrse si el Estado asume su responsabilidad en el amparo de quienes contribuyen en gran medida a los logros del desarrollo nacional. Darle la revaloración, social que se merece garantizando un "salario digno y suficiente" a su misión. Dado el carácter estratégico de la educación resulta preponderante que reciba la protección social necesaria. 

El jubilado como potencial humano y patrimonio social.

            El ser humano se forma a lo largo de toda su vida, por tanto la educación es permanente. Lamentablemente se considera a un educador jubilado como poco menos que un libro. Partimos de la concepción sobre la cual, el educador es un potencial humano que constituye un patrimonio que debe ser protegido y que puede seguir contribuyendo al proyecto educativo nacional. Los educadores jubilados son un patrimonio social, un bien colectivo que forman parte de nuestra herencia cultural.

            Para el Instituto de Patrimonio Cultura, en Venezuela se define al patrimonio cultural como “aquel formado por los bienes culturales que la historia le ha llegado a una nación y por aquellos que en el presente se crean y a los que la sociedad les otorga una especial importancia histórica, científica, simbólica o estética. Es la herencia recibida de los antepasados, y que viene a ser el testimonio de su existencia, de su visión de mundo, de sus formas de vida y de su manera de ser, y es también el legado que se deja a las generaciones futuras. ”

            En nuestro caso, se nos ha asignado la formación ciudadana de quizás muchas generaciones, lo que en la práctica se convierte en la garantía de un proyecto de nación a lo largo de los años. Su valor cualicuantitativo es inmensurable. Una profunda reflexión que habría que agregarse es que lamentablemente la sociedad venezolana tal como expresaba Simón Rodríguez (1825), el maestro no tiene el valor que se merece, por lo tanto su baja autoestima. Corresponde a todos revalorizar nuestra labor para hacernos merecedor de la categoría de Maestro, educador.

            Lamentablemente, ha ocurrido un proceso de desvalorización, agudizándose aún más con los educadores y educadoras jubilados, considerándose en muchos casos, como un despojo humano, desmereciendo su alto patrimonio y valor social. Esta situación se expresa en las decisiones políticas que se toman en los programas sociales y en las Convenciones Colectivas. No tenemos una asignación digna y suficiente para garantizar la vida, ni siquiera la cobertura de las medicinas.        Permanece la discriminación a pesar de que el artículo 21 de nuestra Constitución expresa: ”Todas las personas son iguales ante la ley, en consecuencia: 1.- No se permitirán discriminaciones fundadas de la raza, el sexo, el credo, la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad , de los derechos y libertades de toda persona” (subrayado nuestro).

            Hay una discriminación, producto de la condición laboral jubilado y una segunda discriminación por ser educadores. Creemos que todos los trabajadores activos, jubilados y pensionados tienen los mismos derechos. Queremos  construir una nueva república, no hemos perdido nuestra condición, mucho menos nuestra condición de seres humanos. Aspiramos a que nuestra nación, sea edificada sobre principios de justicia, solidaridad, trabajo, cooperación, libertad, democracia, diversidad. Aún estamos vivos, solo la muerte acabara físicamente con nosotros pero nuestro legado y obra quedarán en el tiempo

            En este orden de ideas, presentamos a la consideración del país, del Ministerio del Poder Popular para la Educación y las Organizaciones Sindicales de los Trabajadores de la Educación, un conjunto de propuestas e iniciativas para que sean incorporadas en las venideras discusiones de la II Convención Colectiva Única y Unitaria de los Trabajadores de la Educación.

 

I-Condiciones físico-ambientales y dotación para garantizar la gratuidad de la educación y la realización del hecho educativo

 1.-El MPPE se obliga a acometer un plan de reparaciones y rehabilitaciones integrales en todas las edificaciones educativas oficiales que lo requieran, de acuerdo a un cronograma con  metas concretas de realización. El MPPE realizará las gestiones pertinentes ante el Ejecutivo Nacional para que sean aprobados los recursos financieros necesarios para la ejecución de este plan de reparaciones. Una comisión de la representación de los trabajadores de la educación realizará la contraloría social correspondiente. De igual manera, el MPPE  hará las gestiones ante los organismos del Estado pertinentes, a objeto de  garantizar el suministro de los servicios básicos de agua potable, electricidad, gas, comunicaciones y recolección de desechos sólidos en cada una de las edificaciones educativas del país. Así mismo, el MPPE se obliga a dotar y suministrar en cada edificación educativa lo siguiente: a) filtros de agua potable de acuerdo al número de la población estudiantil; b) ventiladores y aire acondicionados en todas las aulas de los planteles escolares en aquellas zonas geográfico-ambientales con elevadas temperaturas; c) la totalidad de los materiales de limpieza e higiene en todas las edificaciones escolares; d) material de oficina; e) implementos y artículos deportivos; f) material didáctico para la enseñanza aprendizaje; g) mobiliario adecuado y completo: mesas-sillas, pantallas para proyección, video been, pizarras acrílicas; h) aulas iluminadas; i) y un laboratorio para las ciencias como mínimo en cada plantel educativo.

 Comedores Escolares

2.- El MPPE se obliga a dotar de un comedor estudiantil a todas las edificaciones escolares donde no exista y garantizar el complemento alimentario a todos los niños y jóvenes escolarizados de la patria.

 Carnet Único Estudiantil

3.-El MPPE se obliga a carnetizar a todos los estudiantes de la patria, en un lapso no mayor de tres meses a partir de la firma de la presente Convención Colectiva. Dicho carnet será válido para hacer valer el pasaje estudiantil y para descuentos preferenciales en todas las actividades, eventos deportivos, culturales y recreativos que organicen las instituciones públicas y privadas en todo el territorio nacional los 365 días del año.

 Pasaje estudiantil, Uniforme, útiles escolares, póliza de vida y accidentes

4.-El MPPE y las organizaciones sindicales de los trabajadores de la educación, se obligan a gestionar ante el Ejecutivo Nacional y otros organismos pertinentes, la aprobación de una Ley de Gratuidad del Pasaje Estudiantil, que en términos perentorios establezca los parámetros para que toda la población estudiantil tenga garantizado el transporte público sin limitación alguna, durante los 365 días del año y cuyo única condición será el portar el Carnet Único Estudiantil. Así mismo, el Estado garantizará un Servicio de Transporte Estudiantil Gratuito para las zonas urbanas y rurales. El mismo beneficiará a todos los Trabajadores de la Docencia. De igual manera, se obliga a dotar de uniformes y útiles escolares a toda la población estudiantil en el mes de septiembre de cada año escolar y a contratar una póliza de Vida y accidentes para los estudiantes, cuando el siniestro ocurra dentro de las Instituciones Educativas y en el Transporte Escolar.

II.- Sueldos, salarios y asignaciones dignas

            La actual situación económica del país ha originado una depresión en el ingreso y derechos económicos de los trabajadores de la educación activos, pensionados y jubilados lo que ha desmejorado nuestra calidad de vida,  al igual que la de nuestro grupo familiar. Pese a los consecutivos ajustes decretados por el Ejecutivo Nacional, éstos no alcanzan para vivir dignamente.

             En consonancia con los artículos  Nº 91, 104 de la CNRBV  y 98 de la Ley Orgánica para el Trabajo; para hacer frente a  la enorme crisis económico-social que padecemos todos los trabajadores de la educación, la cual hace insuficientes nuestros devaluados sueldos, salarios y asignaciones,  proponemos:

5.-El MPPE se obliga a realizar una nivelación inmediata y ajuste en todos los tabuladores  de sueldos, salarios y asignaciones de  todo el personal activo, pensionado y jubilado docente, administrativo y obrero de 100% a partir del 1-1-2018, pagadero retroactivamente en el primer trimestre de 2018.

6.-El MPPE se obliga a revisar trimestralmente para su ajuste,  todos los tabuladores  de sueldos, salarios y asignaciones de  todo el personal activo, pensionado y jubilado docente, administrativo y obrero, para adecuarlos a los índices de inflación que sean determinados por los órganos competentes o en última instancia, por la realidad económica y social del país. La primera revisión, mediante un mecanismo bi-partito, se realizará en la última quincena del mes de marzo de 2018 y luego en los meses de Junio, Septiembre y Diciembre de 2018. Igual procedimiento se aplicará durante la vigencia de la presente Convención Colectiva. Todo ajuste o aumentos salariales, de sueldos mínimos y generales, les corresponde de igual manera a todos los Trabajadores de la Educación, independientemente de las revisiones salariales trimestrales contractuales.

III.- Beneficios Sociales

            7.- HOSPITALIZACIÓN, CIRUJÍA Y MATERNIDAD:

            El MPPE se obliga a cancelar una póliza de HCM con  el 100% de cobertura para todo tipo de siniestro, a cada uno de los Trabajadores de la educación, activo, jubilado, pensionado y beneficiarios.

            8.-IPASME:  El MPPE garantizará a través del  IPASME  la prestación de la Atención Primaria(APS) de manera prioritaria a todos los Trabajadores de la Educación activos, pensionados, jubilados y sus beneficiarios. El IPASME dentro de sus instalaciones, creará y dotará unidades especiales para atender las patologías crónicas como el Parkinson, Diabetes, Alzheimer, cáncer, cardiovasculares, entre otras.

            9.- SERVICIO FUNERARIO: El MPPE se obliga a cancelar el 100% de los gastos funerarios a los titulares y beneficiarios de la póliza respectiva.

IV.- Personal Jubilado y Pensionado

            10.- BONO RECREACIONAL: El MPPE se obliga a cancelar a todos los Trabajadores de la Educación activos, Jubilados y Pensionados un Bono Recreacional equivalente a 120 días de la totalidad de su asignación integral mensual.

            11.- BONO MERITO AL PERSONAL JUBILADO Y PENSIONADO: El MPPE se obliga a cancelar un Bono Único Anual como mérito al personal docente jubilado y pensionado, por haber formado a muchas generaciones.  El Bono será de 1.000.000 Bs pagadero en la primera quincena de enero de cada año y revisado anualmente de acuerdo al mecanismo bi-partito establecido en la presente Convención Colectiva.

            12.- BONO DE SALUD: El MPPE conviene y se obliga a partir de la presente Convención Colectiva de Trabajo, en otorgar a  los y las Trabajadores y Trabajadoras Docentes Jubilados, Pensionados  e Incapacitados, una compensación mensual para alimentación equivalente al monto del Bono de alimentación percibido por los y las Trabajadores activos. Queda entendido que este beneficio se incrementará automáticamente cada vez que sea aumentada la Unidad Tributaria –U.T.- y cuando sean decretados  ajustes a favor de los y las trabajadores  por parte del Ejecutivo Nacional y/o cualquier otro órgano competente del Poder Público Nacional.

            13.- BONO COMPLEMENTARIO DE MEDICINAS: El MPPE conviene y se obliga a partir de la presente Convención Colectiva de Trabajo, en otorgar a  los y las Trabajadores y Trabajadoras Docentes, Administrativos y Obreros  Jubilados, Pensionados  e Incapacitados, un complemento mensual para medicinas de la manera siguiente:

a) Bs. 200.000,00 a partir del 01/01/2018

b) Bs. 250.000,00 a partir del 01/05/2018

c) Bs. 300.000 a partir del 01/09/2018

d) Bs 400.00 a partir del 01/01/2019

            14.- PRESTACIONES SOCIALES: El MPPE se obliga a cancelar la totalidad de las prestaciones sociales (fideicomiso, intereses de mora indexados) al mes de haber obtenido el trabajador de la educación su Resolución de Jubilación. Por cada mes de mora, el MPPE pagará adicionalmente al Trabajador de la Educación Jubilado y Pensionado, una quincena de su asignación mensual.

            15.- PROGRESIVIDAD E INTANGIBILIDAD DE BENEFICIOS: El MPPE se obliga a cancelar y reconocer  todos los beneficios sociales y económicos a los Trabajadores de la Educación Jubilados y Pensionados, en condiciones de igualdad y oportunidad respecto a los trabajadores de la educación activos.

 

            16.- ACTIVIDADES TURISTICAS Y RECREATIVAS: El MPPE a través del IPASME y el resto de las instituciones turísticas y recreativas del Estado, se obliga a establecer un plan permanente de actividades recreativas, deportivas, culturales, turísticas, entre otras; otorgando descuentos especiales a eventos, cine, teatro, restaurantes, transporte,  ocio, viajes y salud.

            17.- RESIDENCIAS DE DESCANSO: El MPPE se obliga, a través de las instituciones de construcción del Estado, a construir por cada Entidad Federal, una Residencia de descanso dirigida a los Trabajadores de la Educación Jubilados y Pensionados que por solicitud médica a través de sus familiares así lo requieran.

            18.- MEDICINAS GRATUITAS: El MPPE a través del IPASME, otorgará gratuitamente cada mes, todos los medicamentos para enfermedades crónicas a los Trabajadores de la Educación Jubilados y Pensionados, previo presentación del Informe  Médico con el tratamiento.

            19.- EXONERACIÓN: El MPPE se obliga a gestionar ante el Ejecutivo Nacional, el acatamiento y ejecución del principio de inembargabilidad y exoneración de todo tipo de impuestos a las Pensiones y asignaciones de todos los Trabajadores de la Educación Pensionados y Jubilados. De igual manera la Banca Nacional no cobrará comisión alguna a los pensionados y Jubilados por el uso del sistema bancario.

            20.- EL JUBILADO COMO POTENCIAL ACADEMICO: El MPPE reconocerá el derecho a laborar en cualquiera institución escolar pública que tiene el Trabajador de la Educación Pensionado y Jubilado, sin más limitaciones que las derivadas de su estado de salud físico y mental. El MPPE otorgará un complemento económico en consonancia con la cantidad y complejidad de las funciones asignadas previamente acordado con las organizaciones sindicales.

            21.- DESCUENTOS Y PERMANENCIA EN EL IPASME: El MPPE se obliga conjuntamente con el IPASME, a mantener al Trabajador de la Educación Jubilado y Pensionado en el IPASME con igualdad de derechos. El MPPE retendrá al Jubilado y Pensionado el 3% de su asignación mensual para el IPASME, la cual traspasará, sin demora, mensualmente.

            22.- VOCERIA ANTE EL IPASME Y MPPE: El MPPE se obliga a reconocer y atender a las vocerías o representantes de las Asociaciones de Trabajadores de la Educación Jubilados y Pensionados, debidamente registradas. De igual manera, los Jubilados y Pensionados tendrán una vocería o representación ante cada una de las Unidades Médicas a objeto de canalizar una mejor atención de este personal. Las vocerías serán designadas por sus Asociaciones quienes acordarán el mecanismo para su designación rotativa.

            23.- PENSIONES EN EL EXTERIOR: El MPPE se obliga a garantizar la cancelación mensual de las asignaciones y pensiones a todos los Trabajadores de la Educación Pensionados y Jubilados, residenciados en el exterior.

¡Dignificar la educación es dignificar la escuela, al niño y al maestro!

Comisión redactora de la presente propuesta: Profesores: Ofelia Rivera, Pedro García, Gabino Rojas, Areani Bruzual.

lunes, 29 de enero de 2018

Respuesta a Nicolás Maduro y sus medidas para “proteger al magisterio venezolano”

Estamos siendo protagonistas de la peor crisis económica que ha vivido el país en toda su historia. Las principales víctimas han sido los trabajadores venezolanos en general, y el magisterio en particular. Esta crisis fatal ha sido causada por las políticas económicas que ha implementado Nicolás Maduro, que se ha convertido en un patrono déspota, manipulador de la realidad y farsante de la historia. Estamos frente a un feroz dictador, cínico populista que explota y manipula el sentimiento del pueblo y sus necesidades más sentidas como el hambre y la salud, pretendiendo ubicarse como el “liberador de la crisis salarial” y el que hace la “justicia social”. Estamos ante un patrono que maneja a su antojo una costosa política propagandística utilizada para encubrir la verdad de los problemas agudos que hoy presentan los trabajadores, educadores y familias venezolanas.

De esta manera el presidente Nicolás Maduro y su Ministro de Educación, Elías Jaua, mostraron lo farsantes que son al afirmar que se tomaron medidas para “proteger” al magisterio y el resto de trabajadores. En ese sentido, se hace necesario desmontar la burda maniobra:
  1. Desde el 2004, cuando el ministro de educación era Aristóbulo Insturiz, el magisterio ha tenido 13 años continuos y sistemáticos de violación de los Convenios Colectivos. Sólo citaremos las conquistas sociales, profesionales, académicas y de condiciones de trabajo que se encuentran en la legislación laboral, como la permanencia de beneficios, también llamado patrimonio legal y sindical de los trabajadores de la educación que se encuentran como letra muerta. Al revisar cada Convenio desde 2004 llegamos a la conclusión de que más han sido las violaciones del derecho laboral que el cumplimiento por parte del patrono de las contrataciones colectivas. Sin temor a equivocarnos, afirmamos que estos incumplimientos han deteriorado la seguridad laboral, el salario y la vida profesional del ejercicio pedagógico.
  2. El presidente Maduro declaró que “el magisterio no había obtenido Contratos Colectivos”, que era con esta “revolución” que se habían logrado. Tal vez el Ministro del Trabajo Néstor Ovalles, que es profesor de historia y fue dirigente sindical del Colegio de Profesores de Venezuela, no le dio tiempo de informarle que desde el año 1969 el magisterio tiene una trayectoria histórica de lucha por conquistas de contratos colectivos. Vale señalar que en el año 1996, con el Ministro Antonio Luis Cárdenas, el magisterio conquistó el V Contrato Colectivo, en el cual el aumento salarial y el resto de los beneficios lograron estar por encima de la inflación en aquel momento.
  3. El pago del 17% de aumento salarial no es una dádiva o regalo de Nicolás Maduro. Al contrario, este beneficio se ha venido incumpliendo desde el año 2016, pues está establecido en la I Convención Colectiva Única y Unitaria y debió ser pagado en octubre del año 2016, a lo cual se negó el entonces Ministro de Educación, Rodulfo Pérez (hoy diputado de la ANC) a pesar que ya estaba presupuestado. Maduro hizo caso omiso a las exigencias del magisterio y a los tantos documentos, comunicados y declaraciones de las federaciones. Ahora el magisterio espera que la deuda de este pago sea con las respectivas incidencias salariales generadas desde entonces. No se puede seguir jugando con las necesidades y el derecho humano de los demás. Pareciera que el Presidente y su Ministro de Educación adelantaron el carnaval para disfrazarse de justicieros sociales.
  4. La adjudicación de artefactos de Mi Casa Bien Equipada ha sido condicionada por el Carnet de la Patria, instrumento de control político-organizativo que le ha servido a la dictadura para chantajear y someter a los docentes usando las necesidades de sus familias. No hay nada más cruel que un derecho humano sea manipulado por un brutal populismo de corte dictatorial.
  5. El IPASME se ha convertido en un gran mastodonte del proselitismo político del régimen. Ya ha dejado de ser un instituto de real asistencia social para el magisterio, hasta el punto que no se ha podido implementar las cláusulas: 27 de la V Convención Colectiva (2009-2011), la 14 de la VI Convención Colectiva (2011-2013), la 34 de la VII Convención Colectiva (2013-2015) y la 10 de la I Convención Colectiva Única y Unitaria (2016-2018) que expresa el ejercicio de la Contraloría Social y la constitución de una comisión nacional y su expresión en las regiones para realizar la evaluación de proyectos que ejecute el IPASME. Le arrancaron a las federaciones y sindicatos la participación y contraloría que por derecho y norma estatutaria tienen para vigilar, evaluar los servicios de salud, vivienda, recreación, préstamos y otros beneficios que contribuyan a mejorar la calidad de vida del magisterio. Rescatar este instituto se hace con políticas unilaterales del patrono y menos con control político partidista, sino con un gran movimiento de conciencia magisterial que se plantee un plan de reconquista y de reconstrucción.
  6. Desde el Segundo Contrato Colectivo (1987) se ha planteado planes nacionales de vivienda, en la I Convención Colectiva Única y Unitaria, a pesar que se contempla en la cláusula 39 criterios para emprender un plan, el patrono ha sido silencioso en esta materia. Sin embargo, Maduro en su alocución del 17 de enero del presente año, promete comenzar la construcción de urbanismos y viviendas. En este sentido, abogamos por la acción del derecho de los trabajadores y no por promesas que responden a la campaña electoral de Maduro.
  7. El adelantar la II Convención Colectiva Única y Unitaria fue una exigencia de distintos movimientos de base del magisterio, de asociaciones de educadores jubilados y pensionados y que las federaciones hicieron suya presentándola ante el MPPE a través del Comité de Evaluación y Seguimiento al cumplimiento de la ICCUU. Reivindicamos esta exigencia porque se basa en una crisis real que ha destruido el salario y otros beneficios sociales de los docentes. Un ejemplo de ello es que el docente se encuentra en el drama de cómo acudir al plantel porque no le alcanza para pagar el transporte. Cuando el salario del educador sea suficiente para vivir con dignidad, entonces, Presidente Maduro, Ministro Elías Jaua, pudiéramos estar hablando de calidad educativa.
  8. El anuncio de la creación de una Confederación de Trabajadores de la Educación planteada por el presidente Maduro no será más que una política organizativa que responderá a los intereses del régimen. Nada tendrá que ver con un sindicalismo clasista, autónomo y combativo. Al contrario, será una instancia de sumisión frente al patrono. Estamos frente a una práctica política que nos llevará a una organización sindical de carácter corporativista, propia de los regímenes de rasgos fascistas como el venezolano, creada para beneficiar al patrono y en perjuicio de los trabajadores. Ya tenemos indicios con la creación de SINAFUM y la composición que se dio para la discusión y firma de la I CCUU, donde la “representación de los trabajadores” respondía a los intereses del patrono. Le corresponde al magisterio y a los trabajadores en general analizar este punto con la mayor seriedad del caso y enfrentarlo con una actuación clasista y ética, sin actuaciones colaboracionistas de dirigentes sindicales que al final contribuyan a que esto se instaure.
  9. La manera cómo Maduro ha llamado a abrir concurso para asignación de funciones a directores, subdirectores y supervisores es la continuación de la violación del Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente. Maduro busca formalizar todas las prácticas aberrantes ya realizadas por el MPPE. Ante esto, es importante recordar aspectos de la historia:
    • La disposición cuarta de la Ley Orgánica de Educación (2009) ordena al órgano con competencia en materia de Educación Básica a establecer un Reglamento Provisorio de Ingreso y Ascenso a la Docencia dentro de los tres meses siguiente a la publicación en Gaceta Oficial. Seguidamente la disposición derogatoria única de la LOE declara la vigencia del Reglamento General de la LOE de 1980, así como el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente (1991 y modificada en dos artículos en el 2000) en lo que no contradigan la presente Ley.
    • En el 2011 tras el retraso de 24 meses en la elaboración del Reglamento Provisorio, el gremio magisterial y el MPPE acuerdan, accionando la cláusula 9 de la VI Convención Colectiva, la elaboración de un instrumento de selección que permitiera iniciar el proceso de evaluación del desempeño y de méritos académicos, de manera que el profesional de la docencia interino pudiese ingresar como titular. Es importante señalar acá que la representación gremial cumpliendo con la Convención Colectiva elaboró y consignó a la Ministra Hanson el Proyecto de Reglamento Provisorio en el mes de mayo 2012, mientras que la parte patronal, de forma unilateral y arbitraria, promulgó las resoluciones 20 y 21 Ad-Hoc. Este hecho no sólo impidió que se resolviera el grave problema, sino que ubicó a los docentes frente a un vacío jurídico al margen de la Constitución y la LOE.
    • En 2015, sin ninguna vigilancia y contraloría, el MPPE le da la titularidad a un número significativo de docentes interinos a través de una evaluación del desempeño. Ningún especialista evaluó los instrumentos y menos el gremio los conoció.
    • En ese mismo año, el MPPE presenta una propuesta de Reglamento de Ingreso y Ascenso, donde el mismo fue rechazado por los representantes académicos de las Federaciones debido a que llevaba consigo la intención de eliminar el Sistema de Méritos de los Profesionales de la Docencia, no tenía una definición de la carrera docente, concebía un profesional de la docencia regimentado, bajo control, uniformado, en fin, sometido a la discrecionalidad del estado.
    • En aras de contribuir a resolver esta situación, el Colegio de Profesores de Venezuela el 22 de febrero 2017 presenta a la Asamblea Nacional instancia competente para esta materia un Proyecto de Ley del Ejercicio de la Profesión Docente. Sin embargo, el patrono déspota sale con algunos mecanismos que ayudarán al control de las irregularidades que hoy existen en las escuelas y liceos manteniendo la violación de la Constitución, LOE y Reglamento del Ejercicio. Que por cierto los mecanismos a utilizar sólo reflejan la función y no el concurso por el cargo profesional.
Estas nueve consideraciones señaladas, no son para que sigamos contemplando lo que sucede con la educación y sus educadores, sino para que definitivamente reaccionemos, actuemos en la defensa de la educación democrática y de la carrera docente.-


Raquel Figueroa
Coordinadora Nacional del MESR
Dirigente Nacional del CPV

martes, 16 de enero de 2018

Educadores de movimientos de base entregaron al Ministro de Educación exigencias del magisterio.-

Caracas, 15 de enero de 2018

Ciudadano:

Elías Jaua Milano

Ministro del Poder Popular para la Educación

Su despacho.-

¡La clase de hoy la damos en la calle!

Sr. Ministro:

            Reciba un cordial y respetuoso saludo en nombre de laAsociación de Educadores Jubilados y Pensionados Unidos de la Región Capital, del Movimiento de Educadores “Simón Rodríguez” y del Movimiento de Pedagogía Progresista, quienes decidimos dar la clase de hoy en la calle y de esta manera honrar el espíritu libertario, rebelde y cívico de aquellos maestros de maestros de la talla de Luís Beltrán Prieto Figueroa, Miguel Suniaga, Luís Padrino, Rosa de Vanegas, Margot Lares, entre otros, quienes en medio de la brutal persecución, desafiando la hostilidad y las difíciles condiciones impuestas por la dictadura gomecista, fundaron un día como hoy en 1932, la  Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria.

 

            Sr. Ministro; queremos expresarle con mucha franqueza y respeto la realidad que embarga al magisterio venezolano, realidad que nos hace postergar cualquier celebración. 

            La clase de hoy la damos en la calle para expresarle que son muchos los colegas educadores que este año recién finalizado se fueron antes de tiempo al ser  asesinados por el hampa desbordada. Con mayor seguridad personal, hoy estuviesen en sus aulas enseñando el valor y el respeto por la vida.  Otros tantos se nos fueron por falta de medicinas y tratamientos médicos; por ser ruleteados de hospital en hospital, de clínica en clínica por no contar con un seguro digno que cubra los elevados costos de la salud.

            La clase de hoy la damos en la calle porque estamos alarmados y preocupados de ver que a diario se ausentan de nuestras escuelas y liceos, muchos educadores y educandos porque emigran a otros países en busca de un mejor futuro que le es esquivo en su propia patria. Se nos va el futuro Sr Ministro, se nos va la fuerza transformadora, esa capacidad intelectual y científica que requerimos para ser independientes, libres y soberanos frente a otros países.

            La clase de hoy la damos en la calle porque son muchos los niños y jóvenes que dejan de asistir a clases porque no tienen suficiente dinero para pagar el transporte público. El pasaje estudiantil, que se conquistó en los años 80 en jornadas históricas de aquel movimiento estudiantil bravío, ya no existe. La deserción escolar tiene en esta realidad, una de sus causas fundamentales. Pero es una realidad inocultable Sr Ministro, que muchos educandos faltan a clases porque sus padres ya no pueden alimentarlos adecuadamente ante la crisis alimentaria existente, lo cual sería ilógico ocultar.

            La clase de hoy la damos en la calle porque la infraestructura escolar se deteriora al no ser reparada con la urgencia que se requiere. Porque no hay insumos de oficina, ni materiales didácticos para reforzar el acto pedagógico. Hay carencia de todo Sr Ministros en nuestras escuelas y liceos, fallas de suministro de agua, falta de filtros de agua, falta de docentes en muchas áreas o asignaturas. Sin una buena educación, no hay transformación, no hay hombre nuevo, no hay desarrollo ni progreso.

            Y la clase de hoy la damos en la calle porque nuestro poder adquisitivo se ha depauperado a extremos no vividos. A pesar de las constantes compensaciones salariales del Ejecutivo Nacional, éstos no logran alcanzar para enfrentar el alto costo de la vida, pues la crisis hiperinflacionaria devora en un dos por tres los diferentes incrementos de sueldos.  Esta situación nos ha empobrecido Sr Ministro. Estamos llegando a un nivel en el que ya no tendremos el pasaje completo para llegar a nuestros centros de trabajo. Nuestros colegas jubilados y pensionados sufren aún más por tener asignaciones por debajo de los activos. Es un clamor se haga justicia y se les cancele el cesta ticket como ya lo vienen gozando otros jubilados de la administración pública.

            Urge Sr Ministro y lo conminamos, a que convoque de inmediato a toda la Coalición Sindical de Trabajadores de la Educación para adelantar las discusiones y firma de una nueva Convención Colectiva y paralelamente, para paliar la grave situación económica-social de los trabajadores de la educación, sean actualizados sin demora alguna todos los beneficios económico-sociales de la vigente Convención Colectiva.

            Sr Ministro; la noble misión de educar, reconocida en la Constitución nacional, requiere mejores condiciones materiales para que se ejerza dignamente. De esta manera ganará la patria, las familias, los niños, los jóvenes y la escuela.

           

            ¡El maestro luchando también está educando!

 

Atentamente;

Asociación de Educadores Jubilados y Pensionados Unidos de la Región Capital

Movimiento de Educadores Simón Rodríguez

Movimiento de Pedagogía Progresista

lunes, 15 de enero de 2018

Mensaje del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez en ocasión del día del educador venezolano- 15 de enero 2018


Hoy 15 de enero de 2018 queremos felicitar a los colegas educadores,  dignos y nobles que aún en medio de tantas necesidades y carencias materiales producto de la  ofensiva destructora de la calidad de vida, se mantienen en sus aulas dando lo mejor de sí mismos, apostando por enseñar a nuestros niños y jóvenes, apostando a construir esa patria de progreso y felicidad colectiva.

Recordamos hoy 15 de enero,  el ejemplo  de  educadores de la talla de Luis Beltrán Prieto Figueroa, Miguel Suniaga, Víctor Orozco, Luis Padrino, Rosa de Vanegas, María Teresa Landaeta y Margot Lares, entre otros, quienes imbuidos en el espíritu cívico de Don Simón Rodríguez y portadores de las innovaciones educativas de la Escuela Activa o Nueva, cuya corriente impulsó al magisterio en medio de la brutal persecución, desafiando la hostilidad y las difíciles condiciones políticas de la dictadura gomecista, fundaron tal día como hoy, en 1932, la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria. Honor y gloria a tan excelsos maestros.

Los maestros estamos triste. Hoy no podemos celebrar nuestro día como quisiéramos, ya habrá la oportunidad de volver a celebrar.

No tenemos absolutamente nada que celebrar, porque esta destrucción generalizada a la que está sometida nuestra patria, nos ha quitado antes de tiempo, valiosos compañeros colegas asesinados por el hampa desbordada y sin control alguno; otros por falta de tratamiento médico, por las medicinas costosas;  por falta de atención médica oportuna al ser ruleteados por diversos centros de salud.

Ahora se suma el hambre, si, los maestros también estamos sometidos al hambre generalizada que sufre toda la población por culpa de una política económica destructiva del aparato productivo. Quisiéramos que el Sr Ministro oiga nuestra angustia: Maestro con hambre no puede enseñar; Estudiante con hambre no puede aprender.

Hoy los maestros protestamos, porque la diáspora también alcanzó a miles de educadores –algunos calculan en más de 3.000 solamente en Caracas en estos últimos 4 meses – quienes se  han ido al exilio forzado para buscar mejores condiciones de vida y trabajo.

La diáspora alcanza también a nuestros escolares, miles de niños y jóvenes estudiantes se van del país a construirse un futuro que le es esquivo en su propia patria. Los maestros estamos tristes porque  se nos va el futuro, se nos va la fuerza transformadora del país, esa capacidad intelectual y científica que se requiere para hacer  frente a otros países. No hay desarrollo, independencia ni soberanía cuando se destruye el recurso preparado y el recurso en formación.  

Los Educadores hoy 15 de enero alzamos nuestra voz de protesta, porque nuestros niños y jóvenes estudiantes dejan de asistir a clases porque el dinero no alcanza para pagar el pasaje; porque tienen que hacer colas para comprar alimentos y son muchos los que hemos visto remover en la basura. Se nos parte el alma  al ver nuestros niños en estas terribles condiciones de sobrevivencia. Todo ello está  destruyendo a la familia venezolana.

Este 15 de enero, los educadores alzamos nuestra voz de protesta porque la destrucción de la infraestructura educativa es general; sin insumos de oficina, materiales didácticos ni pedagógicos. Nuestros centros educativos sufren de todo: de agua, fallas eléctricas, robos, insuficiente personal docente en casi todas las áreas; desaparición progresiva del Programa de Alimentación Escolar. Sin una buena educación no hay transformación, no hay hombre nuevo, no hay progreso, no hay soberanía, no hay paz.

Los educadores protestamos, porque se nos ha destruido nuestro poder adquisitivo. Nuestro nivel de vida acorde con la elevada misión que desempeñamos hoy es letra muerta en nuestra constitución nacional. Ya ni siquiera lo que percibimos alcanza para ir a trabajar. Lo que hoy percibimos ya dejó de ser salario. Es solo una compensación insuficiente, mínima y parcial que pretende enfrentar la caída de nuestro poder adquisitivo. Se nos ha venido eliminando progresivamente el carácter salarial de la remuneración, pues se nos ha bonificado el mismo a niveles más allá del 60%, no entrando en los pasivos laborales y prestaciones sociales esta bonificación denominada cesta ticket. Esta política va en contra de la  protección del salario y viola expresamente el convenio 95 de la O.I.T.

Con la crisis hiperinflacionario que vivimos todos los trabajadores, no hay compensación mínima que valga. La canasta Familiar para el mes de Noviembre de 2017 superaba los 14 millones de Bs y la básica los 4 millones. El sueldo promedio y la asignación a los maestros y activos y jubilados, apenas supera los 800 mil Bs. Es la destrucción del salario una consecuencia de una política económica y ésta debe ser cambiada para poder recuperar el poder adquisitivo convertido en polvo cósmico.

Nuestra exigencia inmediata al Ministro de Educación, si de verdad cree en la noble misión del educador, es esta: Convoque de inmediato a toda la coalición sindical de trabajadores de la educación para actualizar el salario y todos los beneficios económico-sociales, y paralelamente se inicien las discusiones adelantadas para la firma de una nueva convención colectiva unitaria. Ello sería un paliativo para frenar el deterioro de la calidad de vida de todos los trabajadores de la educación y una señal de que se valora la misión social de los educadores.

Este 15 de enero, los educadores formadores de principios democráticos manifestamos que no puede existir una educación de calidad sino se reconstruye el país, esta crisis económica, de ética y de valores democráticos han destruido las bases que edifican la dignidad, bienestar y progreso del pueblo venezolano. No queremos seguir con esta estafa de socialismo; los educadores queremos un cambio fundamental en el rumbo económico y político para que nuestra sociedad pueda disfrutar de bienestar, seguridad ciudadana, seguridad social, rescate y protección del poder adquisitivo del salario, soberanía nacional, calidad de la enseñanza.

Ser educador y no luchar hoy para que los niños y jóvenes vivan en democracia es una contradicción pedagógica.-

 

Por la discusión y firma inmediata de la II CCUU

Por una educación democrática y científica

Por la reconstrucción nacional

sábado, 18 de noviembre de 2017

El sector educativo le habla al país

Defendamos la democracia y la educación posible en una nueva Venezuela

Si en algún momento de la historia venezolana y de su educación la asunción de lucha y combatividad de los educadores, estudiantes y sociedad en general ha sido necesaria y urgente es en el actual. Si en algún período de la vida política educativa ha sido imperiosa los aportes teóricos de las Universidades es en la actual coyuntura social.

Mientras Venezuela la hunden en una profunda crisis producto de una práctica política déspota intentando construir un país a través de mentiras, usando una fraseología con el más despreciable populismo, el pueblo venezolano cada día demanda justicia social, los trabajadores exigen seguridad social y la defensa de los derechos laborales, los ciudadanos exigen comida y medicinas,  las universidades y escuelas requieren presupuesto para el mantenimiento y funcionamiento del hecho educativo.  En fin, toda una gama de conflictos que nosotros  somos los verdaderos protagonistas.

El régimen totalitario está acabando con las instituciones democráticas, con el sentir democrático sobre el derecho al voto, con la ética ciudadana, con los principios democráticos; dejando así en la mera retórica de su discurso el protagonismo social, la protección de la soberanía, la paz  y la vida.   La política educativa se viene imponiendo con  pasos agigantados sobre la cimentación de una nueva cultura y criterios académicos para el control del conocimiento; de allí central la fundamentación filosófica educativa en idearios, en los "saberes" y no en la propia ciencia, produciéndose progresivamente la enajenación y la humillación.

La educación venezolana tiene un retroceso vertiginoso, alejándose aceleradamente de las metas del milenio. Analfabetismo, deserción, baja calidad educativa, exclusión social, racismo, violencia. Los logros de la llamada educación bolivariana son un espejismo.

Quienes somos protagonistas del hecho educativo, hoy llamamos a organizarnos e insurgir como ciudadanos  contra un régimen que ha llevado a todo un pueblo a un cataclismo determinado por el hambre ,la pobreza, las enfermedades, la inseguridad, la ignorancia, la destrucción del aparato productivo y el  detrimento del salario.

Este régimen totalitario instaurado en Venezuela viene despojando las esperanzas de los venezolanos, ha estafado al desposeído a través de las bolsas de comida, del carnet de la patria, de los aumentos salariales que no se corresponde con la realidad que sufren los trabajadores y sus familiares. La pobreza se incrementa, por tanto el nivel de sometimiento  con falsedad democrática se impone.

Levantamos  nuestra voz y nuestras ideas para  protestar y denunciar  la venta de todas nuestras riquezas minerales sin importar la destrucción del frágil ecosistema, de la entrega de nuestra soberanía; hipotecando el futuro de la nación con la única y perversa intención de buscar mantenerse en el poder a costa de lo que sea y como sea. Esta manera de gobernar no es patriótica, ni mucho menos  ética y políticamente aceptable.

Convocamos a los todos los actores de la educación venezolana: magisterio, universidades, sector privado de la educación, a los estudiantes, padres y representantes, a la sociedad en general a constituir una fuerza que nos reúna por la defensa de la democracia y su educación, sumado como instrumento organizativo las Asambleas de Ciudadanos; instancia constitucional que nos lleva a que el ciudadano sea el protagonista de la transformación política y social.

             Promover la lucha es lograr definitivamente la victoria de un país de prosperidad con una educación que sea capaz de formar un ciudadano transformador, activo, crítico, participativo y solidario. En la medida que logremos construir escuelas democráticas en el presente tendremos una nueva sociedad democrática. Para ello necesitamos mover las venas que alimentan el pensamiento para una nueva Venezuela con la participación de todos los venezolanos.

               

Organicémonos para reconstruir la nación y defender la educación democrática y científica.

Organizaciones firmantes

Parlamento Educativo

Consenso Educativo

Memoria Educativa Venezolana

Movimiento de Educadores Simón Rodríguez

ANDIEP-Caracas

Movimiento de Educación de Laicos

Movimiento de Educadores Luis Beltrán Prieto Figueroa

Alianza del Lápiz

Fundación REDES

SINVEMA-FVM Caracas

SINPRODO-CPV Yaracuy

SINPRODO-CPV Táchira

Asociación de Educadores Jubilados y Pensionados Unidos de la Región Capital

Asociación de Educadores Jubilados y Pensionados Unidos de Aragua

Fracción de Educadores de Primero Justicia

Fracción de Educadores de Acción Democrática

Fracción de Educadores de Un Nuevo Tiempo

Fracción de Educadores de Copei

Fracción de Educadores de Voluntad Popular

Fracción de Educadores de Bandera Roja 

Fracción de Educadores de Alianza Bravo Pueblo  

Fracción de Educadores del Movimiento Progresista de Venezuela

Fracción de Educadores de Avanzada Progresista

 

Caracas, 18 de noviembre 2017

lunes, 30 de octubre de 2017

Ante la crisis organizaciones de base del magisterio  demandan  el adelanto de la Convención Colectiva Única y Unitaria   

Es un lugar común afirmar que los educadores venezolanos estamos muy mal remunerados. Muchos debemos trabajar desde horas extras hasta dos turnos y hasta los docentes jubilados,  deben seguir trabajando en privados, atendiendo tareas dirigidas, refuerzos pedagógicos e inclusive, hasta de buhoneros  para poder compensar los bajos sueldos y asignaciones devengadas. Ello muy a pesar de los consecutivos ajustes salariales decretados por el ejecutivo nacional; no obstante han sido  insuficientes ante la pérdida del poder adquisitivo del salario, el alto costo de la vida y la elevada e incontrolable inflación que los convierten en sal y agua.  

 

Consideraciones económicas, sociales y sindicales que justifican el adelanto de la firma de una nueva convención colectiva para el magisterio venezolano: 

1. La Convención Colectiva Única y Unitaria de los Trabajadores de la Educación del MPPE, vence el próximo 16 de mayo de 2018. La cláusula 92 establece la “conformación de un Comité de Evaluación y Seguimiento para el Cumplimiento de esta convención colectiva, pero ha sido letra muerta y ello ha derivado en el incumplimiento de muchísimas cláusulas.  

2. Desde que se firmó la ICCUUTMPPE, muchos de los beneficios socio-económicos del mismo quedaron desfasados y no es una exageración afirmar que algunos de éstos hoy en día son simbólicos al no estar en correspondencia con la realidad económica catastrófica del país.       Los educadores, devengamos los sueldos más bajos con relación a los percibidos por otros profesionales de la administración pública, 343.495 Bs es el promedio mensual para los docentes entre las categorías I a la VI,  base 36 horas  y 318.019 Bs es lo percibido por los docentes que laboran en las Escuelas de un solo turno, base 33,33 horas. (No incluye la cesta Ticket). Un alto porcentaje de docentes jubilados devengan sueldo mínimo al quedar rezagadas sus asignaciones. El próximo aumento de sueldos contractual será de apenas 15% y se producirá en el mes de enero de 2018.  

3. Otros montos simbólicos de beneficios sociales son:  

              Beneficio                                                             Monto 2017

Contribución asistencial al Jubilado                              5.100 Bs

Contribución navideña                                                  11.000 Bs

Contribución por inicio del año:                                     2.000 Bs

Contribución por nacimiento de hijos                           12.800 Bs

Prima de jerarquía                                                        Entre 2.000 y 3.500 Bs

Prima de Transporte                                                      2.400 Bs

Seguro HCM                                                                  250.000 Bs

Contribución por fallecimiento                                      100.000 Bs

4. La realidad económica presente y la proyectada para el próximo año es tan devastadora que se requiere con urgencia sean revisadas y actualizadas estos beneficios sociales y el resto de las cláusulas de la Convención Colectiva de los Educadores.        Así tenemos que según el CENDAS-FVM la Canasta Básica Familiar de septiembre de 2017 fue Bs. 3.901.076,04 y se necesitaban 130.035,86 Bs diarios para cubrir su costo, un salario mínimo diario.        Los educadores también tenemos hijos que van a la escuela y la universidad. El precio de la Canasta Básica Escolar -CBE- de agosto de 2017 es de Bs. 5.039.106,75.      Si un docente debe almorzar en la calle, y son muchos que lo hacen, deben cancelarlo en 18.000 bs.      En cambio, el precio de la Canasta Alimentaria Familiar –CAF- de septiembre de 2017 se ubicó en 2.681.464,22 bolívares y se requieren 19.6 salarios mínimos (136.544,18 bolívares) para poder adquirir la canasta, 89.382,14 bolívares diarios. La diferencia entre los precios controlados y los precios de mercado es de 21.856,4%. (CENDAS-FVM). Todos los alimentos y las medicinas aumentan casi a diario. Algunos economistas dicen que nuestro país ya entró en la hiperinflación. 

5. Las Proyecciones macroeconómicas estimadas por organizaciones gremiales independientes como el IESA, indican que el país ya vive un colapso económico y que la situación empeorará para el próximo año. Algunos indicadores:  

- Inflación durante los 12 meses terminados en 9/2017 = 1.081% 

- Inflación estimada para el año entero 2017 = 1.438% 

-Inflación estimada para el año entero 2018 = 4.700%  

- US$ en el mercado paralelo estimado para 31/12/2017 = 57.000 

-US$ en el mercado paralelo estimado para 31/12/2018 = 624.000. Sí, ¡Seiscientos veinticuatro mil bolívares! 

En conclusión, continuará la pulverización de los sueldos y el poder adquisitivo de los educadores y trabajadores en general  por los altos niveles de inflación.                                                                                          

6. Otras consideraciones. Este escenario económico que vivimos todos los trabajadores, es lo que ha llevado a otros gremios profesionales, como el Colegio de Ingenieros de Venezuela, a fijar trimestralmente, su tabla de honorarios profesionales.       Existen muchos organismos de la administración pública, como el caso del sector salud (IPASME, IVSS) en donde sus trabajadores jubilados y pensionados se les cancela mensualmente el “Bono de subsistencia para el jubilado” equivalente al beneficio de alimentación o cesta ticket que perciben los trabajadores activos. Es justicia que se le cancele de igual manera a los docentes jubilados y pensionados.  

 

Nuestra propuesta:

Vistas las deplorables condiciones económicas y sociales en las que está subsistiendo el docente venezolano producto de una realidad de la cual no somos responsables; visto que no existe certeza para qué fecha del próximo año se estaría firmando una nueva Convención Colectiva. Así mismo, es un hecho cierto que el resto de los sectores de trabajadores que firmaron esta Convención Colectiva Unitaria(Obreros y Administrativos) tienen una serie de beneficios sociales (los cuales se merecen ya que son conquistas) que no poseemos los educadores. Visto los escenarios macroeconómicos descritos anteriormente, es que formulamos la siguiente propuesta al magisterio, a las organizaciones sindicales y al patrono: adelantar la II Convención Colectiva  Unitaria de los Trabajadores de la Educación y del Magisterio dependientes del MPPE a partir del 15 de Enero de 2108, día del educador.  Esta propuesta que hacemos, es viable si existe la voluntad política del patrono fundamentalmente. Las organizaciones sindicales pueden sintetizar una propuesta contractual, atendiendo a los beneficios salariales, económicos y sociales esencialmente para hacerle frente a esta nueva realidad sobrevenida que desde el punto de vista económico ha destruido la calidad de vida de todos los trabajadores y en concreto el de los educadores venezolanos.  Invitamos al magisterio a hacer suya esta propuesta, a difundirla y exigir sea aprobada por las organizaciones sindicales para ser presentada al patrono.  

Ante la crisis, el magisterio demanda adelanto de la II Convención Colectiva 

 
 

Proponentes:
Movimiento de Educadores Simón Rodríguez

 Asociaciones de Educadores Jubilados y Pensionados Unidos de los Estados Aragua  y Región Capital  

 

Caracas, 30 de octubre 2017  

sábado, 7 de octubre de 2017

A luchar en defensa de la educación democrática y los derechos del magisterio

Venezuela está siendo destruida en todos sus aspectos y la educación forma parte de esta realidad, que ya roza los límites del colapso nacional. Desde el año 2013 hasta ahora se ha perdido un 35% del Producto Interno Bruto, la mayor caída y depresión que ha vivido la economía venezolana, trayendo como consecuencia el derrumbe del trabajo productivo y del salario, incrementando la pobreza de los trabajadores y del pueblo en general, situación aderezada con un particular tipo de populismo, pues viene disfrazado de una fraseología socialista. Somos testigos de la mayor estafa de la que ha sido víctima el pueblo venezolano.

En la educación podemos ver el reflejo de esta crisis. Y la vemos encubierta por una jornada propagandística sobre inicio del año escolar 2017-2018 denominada “la vida es una escuela”, que pretende decirle al mundo que en Venezuela la educación es de calidad y que se atiende el llamamiento de la UNESCO sobre la obligación que tienen los Estados en ubicar la educación como derecho humano, y por ende una educación para todos. Pero lo que acaba de suceder el 18 de septiembre y el 2 de octubre no fue más que un teatro mediático muy bien acoplado, los protagonistas de esta tramoya fueron Maduro, el Ministro de Educación Elías Jaua y los planteles casi vacíos, donde no se vieron a los niños y jóvenes el primer día del proceso escolar.

Este año escolar arrastra los mismos problemas de años anteriores y que no han podido ser resueltos por el ejecutivo nacional. Estos añejos problemas se han trasformado en un huracán de máxima categoría, que arrasó con la escuela como espacio para formar para la vida, para el desarrollo del conocimiento científico. Este huracán, que hemos denominado implementación de la educación bolivariana, ha dejado a nuestro sistema educativo devastado y lo ha convertido en plazas para el proselitismo político. Queremos recordar que en el año 2016, veinte organizaciones de la educación consignamos ante la Subcomisión de Educación de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional un documento para que dentro de sus atribuciones constitucionales declarara en emergencia toda la educación, pero la Asamblea Nacional Constituyente fraudulenta ha impuesto otra realidad pretendiendo desarrollar otra constituyente educativa que por supuesto no resolverá los graves problemas de la educación, por el contrario los empeorará y lo llevará más al cataclismo.

Puntualizamos los problemas más críticos:

La deserción escolar acentúa cada año la exclusión

Hemos destacado en varias oportunidades los estudios que ha venido haciendo PROVEA y Memoria Educativa Venezolana En ellos se demuestra la merma de niños y jóvenes que cada período escolar que desertan del sistema educativo producto de la creciente pobreza y la disminución del salario de los trabajadores. Contradicciones van y vienen del mismo gobierno sobre el número de niños y jóvenes que finalizaron el año escolar 2016-2017 y por consiguiente altas contradicciones entre la cifra de estudiantes que están iniciando este nuevo año escolar. Ya Memoria Educativa Venezolana en el mes de septiembre de este año denunciaba el juego que la cartera ministerial educativa efectuaba. El Ministro de Educación, Elías Jaua, una semana antes del inicio del año escolar informaba que la base matricular era de 7.195.335, cifra de que contrasta con los 7.446.515 de niños que el ex ministro Rodulfo Pérez había dejado para el año escolar 2016-2017. Recientes estudios nos expresan que ya se está manifestando una pérdida de niños para este nuevo proceso escolar que ronda en 560 mil menos que pudieron finalizar la escolaridad el año pasado, pero que hoy no se inscribieron (censo realizado en más de 500 escuelas del país-Secretario de Educación de la Gobernación del Estado Miranda).

Ante esta catastrófica realidad, Maduro y Jaua se burlan de las familias venezolanas al dar y de modo discriminado un Bono Escolar de 250 mil bolívares. Esto nos parece una ironía ya que la canasta escolar está, para un niño en educación inicial y pre-escolar, en bolívares 1.286.030, para un niño en educación primaria en 1.292.715,50 Bs. y para un joven en educación media 1.709.493,75 bolívares (CENDAS-FVM).

El Servicio de Alimentación Escolar en franco deterioro

La Fundación Bengoa para la Alimentación y Nutrición, el Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Venezuela y el Centro de Investigaciones Agro-Alimentarias de la Universidad de Los Andes han señalado que el año 2016 los indicadores de deterioro de la situación alimentaria y nutricional han exhibido cifras nunca antes vistas en Venezuela, que hoy el gobierno no ha conseguido remediar, ni siguiera con el CLAP.

Esta situación sigue golpeando el Servicio de Alimentación Escolar, ya que se han reducido las raciones y los alimentos nutritivos. Debemos señalar que el año escolar pasado finalizó con un 69% de escuelas que dejaron de entregar el desayuno a los niños. Esto es una clara violación de los derechos humanos de ciento de miles de niños y jóvenes que aun se mantienen en el sistema educativo, pues la alimentación de los venezolanos está severamente comprometida, tanto por las dificultades para acceder a los alimentos debido a su costo, por la escasez debido a la disminución de la producción nacional y la merma de las importaciones, como por la persistente inflación.
La implementación de los diseños curriculares ha contribuido al fracaso la educación bolivariana:

Se ha iniciado otro año escolar sin que el MPPE tenga una evaluación de la ejecución del diseño curricular de la educación primaria, menos las políticas de “transformación” curricular de la educación media.

Los cambios curriculares lo que han servido es para colocar la educación como un instrumento para promover el proselitismo político partidista y para disminuir el conocimiento científico y dar prioridad a los "saberes" y al hacer. Desde el año 2007 hemos venido denunciando esta situación que hoy se evidencia en la sistematización de estas políticas que nada tienen que ver con calidad, con su visión democrática y menos con la atención como derecho humano. Hoy el nuevo pensum de estudio de educación media ha colocado a docentes del área de Educación para el Trabajo, Comercio y Dibujo en estados de indefensión, violentando la estabilidad laboral.
La desprofesionalización de la docencia ha ido en aumento:

La carrera docente es la que más ha sufrido los estragos de la política de este régimen despótico que de manera progresiva la está aniquilando, por eso han aumentado los proyectos de formación docente paralelo a la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, descartaron los concursos de mérito y oposición, se trasgrede permanentemente el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente, la Resolución 058 le ha hecho un gran daño quitándole el liderazgo gerencial a los directores, han debilitado el protagonismo pedagógico de los maestros hasta el punto que es el control de Nivel Central quien diseña la planificación y actividades del inicio del año escolar y no los docentes en su aula con sus estudiantes. Elevamos nuestra voz para denunciar

La carrera docente ya no despierta expectativa como forma de ascenso social, de mejoramiento profesional porque las políticas implementadas han contribuido a descender las condiciones de vida en cuanto al salario, formación académica y seguridad social. Ante este drama y el déficit de especialistas en las asignaturas de matemática, física, química, biología, inglés y maestros el gobierno ha implementado a través del "Plan Chamba Juvenil" y la Micro Misión Simón Rodríguez cubrir las plazas de trabajo. Informaban instancias gubernamentales, como la gobernadora del Estado Falcón, que al menos 685 chamos ingresaron a al sistema educativo como docentes interinos. En el Estado Trujillo la Directora de la Zona Educativa informó que 370 chamos iban a ocupar los cargos docentes vacantes. En el Estado Carabobo anunciaba la Directora de la Zona Educativa que también incorporarían a 135 como maestros por la vía de estos dos proyectos. En el Zulia estarían incorporando por este plan a 526. En total el Director Nacional de Gestión Humana del MPPE anunció que ingresarán en la nómina de personal docente a 10 mil personas que fueron capacitadas por la Micro Misión Simón Rodríguez y los que se registraron a través del Plan Chamba Juvenil para lograr un empleo. Así está el gobierno y su Ministerio de Educación llevando al suelo la educación y la profesión docente.

Sin embargo, en el magisterio se encuentran muchos docentes que han estado resistiendo a estos atropellos y monstruosidades, que el patrono los imputa de “terroristas”, les suspende los salarios por el simple hecho de defender sus derechos y exigir mejoras a las condiciones laborales; como es el caso sucedido en el Estado Táchira y como es el caso que sucede a nivel nacional cuando los docentes levantan su voz de protesta. El ejercicio de la docencia está garantizada en la Constitución pero en la práctica es negada.


    El patrono sigue violentando la Convención Colectiva


    El gobierno de Maduro le otorgó al magisterio con bombas y platillos una Convención Colectiva Única y Unitaria con el objetivo de hacer justicia social y por consiguiente dignificar la carrera docente. Sin embargo la realidad ha sido otra, las acciones políticas del patrono aunado a la crisis que atraviesa el país, ha conllevado al incumplimiento de los beneficios contractuales por parte del patrono, lo cual nos es otra cosa que una clara violación a los derechos humanos de los trabajadores de la educación y en especial de los docentes adscritos al MPPE. Entre las cláusulas más críticas en este sentido se encuentran: Plan de vivienda digna (cláusula 39), Programa de Alimentación (cláusula 40), Fondo Autoadministrado de Apoyo Social y Salud (cláusula 44), Régimen de Prestaciones Sociales (cláusula 47- han sido pagadas de manera chucuta y sin los intereses de mora), el aumento salarial del 17% correspondiente al mes de octubre 2017 (cláusula 62), Traslados (cláusula 18), Funciones definidas para participar en el proceso social de trabajo (cláusula 11), Estabilidad Laboral (cláusula 12), Condiciones especiales para el proceso social de trabajo en comunidades indígenas (cláusula 15), Condiciones, dotación y ambiente apropiado para la participación en el proceso social del trabajo (cláusula 19), Contraloría social en los procesos de ingreso de personal (cláusula 24), más la cláusula 93 que tiene que ver con la permanencia de los beneficios sociales, económicos, sindicales, académicos, profesionales, culturales que han sido aprobados en posteriores Convenciones Colectivas, entre los más principales podemos destacamos: La participación del ente sindical en cuanto a la evaluación de los currículos, el respeto del patrono en el desarrollo de asambleas sindicales, el desarrollo de proyectos que contribuyan a impulsar en las regiones transporte escolar, programa de guarderías infantiles para los hijos de los educadores, desarrollo de planes para la conservación y mantenimiento de los planteles, el impulso de programas encargados de evaluar las enfermedades profesionales y riesgo laboral de los docentes, contratación de interinos y suplentes que sean únicamente docentes graduados o en su efecto estudiantes de una carrera docente, concurso de ingreso, oposición y méritos, revisión y evaluación de textos escolares, todos los beneficios del IPASME, la figura del jubilado como potencial humano, seguridad y protección en el ambiente escolar. Esto refleja que el magisterio ha perdido beneficios que tienen que ver con su condición laboral, profesional en la contribución de una educación de calidad.

    La destrucción del país y su educación requiere urgente que el magisterio ocupe el papel de protagonista social orientado a reconstruir la nación, trabajando por una nueva conciencia y ética ciudadana. Hoy más que nunca el magisterio debe desechar las ilusiones y prepararse para la lucha. Estamos además en la necesidad de que el sindicalismo en el magisterio reformule sus tácticas de lucha en defensa de los derechos laborales, dándole mayor peso a la plataforma de lucha sindical, enfocando el aspecto político de las luchas desde la óptica de clase trabajadora independientemente de la identificación político-partidista, y a la vez, emparejando las luchas reivindicativas con la necesidad de un cambio de régimen político y las relaciones sociales impuestas.

    Frente a estas circunstancias el Movimiento de Educadores Simón Rodríguez convoca al magisterio, a sus sindicatos y federaciones a trabajar por un programa de reconstrucción nacional, donde la educación esté compaginada con el verdadero desarrollo nacional. Necesitamos construir ciudadanía, construir relaciones sociales donde impere la justicia social y el bienestar, que estén inscritas en la idea de crecimiento, prosperidad, independencia y soberanía.

    Demos el mayor de nuestro esfuerzo.

    Movimiento de Educadores Simón Rodríguez