sábado, 13 de agosto de 2016

Exigimos un cambio urgente en paz y con democracia


Las organizaciones sociales e instituciones firmantes de este manifiesto, interpretando el sentimiento de nuestros agremiados, fijamos nuestra posición ante la grave crisis nacional.
Las políticas de este gobierno han resultado un desastre que los venezolanos se niegan a seguir soportando. Las pesadumbres han tocado la esencia de nuestro ser como compatriotas solidarios y como seres humanos civilizados que necesitamos cubrir necesidades esenciales y vivir mejor.
Venezuela no aguanta más estas condiciones de vida. Nos negamos a seguir en una eterna cola, de un abasto a otro, de una farmacia a otra, sin encontrar lo que nos hace falta. No queremos, ni para nosotros ni para nuestros hijos y familiares, un país donde se destruya el trabajo como fuente de progreso y se siga multiplicando el hambre y la delincuencia.
La profundidad de la crisis y la magnitud de los daños ocasionados en todos los ámbitos del país exigen cambios urgentes para detener la ruina y apuntalar un camino de reconstrucción hacia el bienestar y la prosperidad de los venezolanos. Es el momento de que las bases de nuestra sociedad —los ciudadanos, en quienes constitucionalmente reside el poder originario y constituyente de nuestra república— opinen y se pronuncien sobre la continuidad o el fin del gobierno del presidente Nicolás Maduro.
Asumimos que las reivindicaciones inmediatas que exigen los trabajadores, emprendedores, profesionales y técnicos, productores del campo y de la industria, maestros, profesores y estudiantes, empleados públicos y cualquier habitante de barriadas y urbanizaciones, no tendrán una respuesta satisfactoria ni se resolverá la exigencia de mejoría de nuestras condiciones de vida y de trabajo, mientras el actual Gobierno continúe. Hemos llegado a esta ineludible conclusión luego de hacer miles de intentos para que se oyeran nuestras voces y peticiones y se cumpliera con el “Estado de derecho y de justicia” que establecen la Constitución y las leyes.
Como el gobierno se niega a cambiar, vamos a cambiar el gobierno. Exigimos el cambio político aunque persistiremos, incluso con más ganas y más tesón, más unidad y más solidaridad, en el impulso de nuestras luchas inmediatas por reivindicaciones para paliar el difícil momento que vivimos: por aumento general de sueldos y salarios y el cese de la espiral inflacionaria y especulativa; por salvar la universidad; para que se acepte la ayuda humanitaria en alimentos y medicinas; por mejoras sustanciales en los servicios, salud y educación; por requerimientos urgentes para reactivar la producción nacional, en fin, continuaremos con nuestro esfuerzo diario por ir construyendo una Venezuela digna de vivir por las venideras generaciones.
Sabemos que sólo un cambio gubernamental no es suficiente, pero es un paso imprescindible para repensar y replantear un nuevo acuerdo social y político, y así conjugar las mejores voluntades de hombres y mujeres decentes y de buena voluntad que viven en esta tierra de gracia. A Venezuela le sobran reservas morales y éticas para salir de este atolladero, gente laboriosa, inteligente y capaz, además de ingentes recursos materiales, para responder con rapidez y prontitud a las grandes dificultades económicas y sociales que hoy nos agobian.
Si echamos a un lado las discriminaciones y las diferencias, si en la conducción de nuestra patria impera un sentimiento y un espíritu de país y de pueblo, si colocamos al frente la unidad por encima de la división, si jerarquizamos los intereses colectivos ante las ambiciones personales, estamos seguros de que no transcurrirá mucho tiempo para ver resplandecer a un pueblo capaz de edificar una mejor democracia, una economía fuerte y soberana, unas relaciones sociales basadas en la solidaridad, el apoyo y la fraternidad, y un Estado verdaderamente al servicio de la ciudadanía.
Hacemos un llamado a todos nuestros compatriotas a unir esfuerzos por una salida inmediata y urgente que haga eficaz el protagonismo del pueblo mediante la realización del Referendo Revocatorio en este año 2016. La fuerza del pueblo puede hacer cambiar la decisión del CNE de enviar esta consulta electoral a 2017 y quitarle su eficacia política. Que nadie se desmoralice ni se amedrente por las amenazas, chantajes y represión de este régimen ineficaz e indolente. Los venezolanos somos un pueblo que no se deja pisotear ni se subordina ante imposiciones autoritarias.
Que los jóvenes y los profesionales refuercen su arraigo en nuestro país y se sumen a esta noble y titánica tarea de reconstruir la patria. Que las mujeres sigan en su insustituible actitud de valentía ante la injusticia y en defensa de la familia y de los valores. Que los partidos políticos expongan sus mejores análisis y propongan nuevas iniciativas para luchar juntos. Que los ciudadanos se organicen más y mejor para plasmar en la realidad el protagonismo social y la autonomía popular. Que los sindicatos, colegios profesionales y gremios multipliquen sus iniciativas en defensa de sus afiliados y de los trabajadores en general. No es hora de lamentos. Saquemos las mejores fuerzas de nosotros mismos para abrir los caminos del progreso, la democracia y la libertad. Sumemos nuestras voluntades y ejerzamos el derecho constitucional a cambiar de gobierno mediante el Referendo Revocatorio.


Revoquemos el hambre y la escasez
Por una vida digna y de progreso para todos
Todos a la marcha del 1º de septiembre
Revocatorio Ya


Asociación de Profesores de la UCV (APUCV)
Federación de Colegios de Bioanalistas de Venezuela
Colegio de Odontólogos de Venezuela 
Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Venezuela
Colegio de Enfermeros de Caracas
Bloque Profesional, Gremial y Sindical
Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos de Sanidad (SUNEP-SAS)
Federación de Centros Universitarios de la UCV (FCU UCV)
Unidad de Acción Sindical y Gremial (UASG)
Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV)
Unión Nacional de Trabajadores (UNETE)
Confederación General de Trabajadores (CGT)
Confederación de Sindicatos Autónomos (CODESA)
Frente Autónomo en Defensa del Salario y el Sindicato (FADESS)
Movimiento de Sindicatos de Base (MOSBASE)
Instituto de Altos Estudios Sindicales (INAESIN)
Movimiento Estudiantil de la Universidad Metropolitana
Dirigentes de las Federaciones del Magisterio Venezolano

Nuestro balance del año escolar 2015´2016

Llegó el momento del
 del protagonismonmagisterial para revocar
 el desastre y reconstruir el país
.
Los educadores agrupados en el Movimiento de Educadores Simón Rodríguez nos dirigimos al pueblo venezolano y al magisterio en particular, para fijar posición pública sobre la crisis educativa que depone esta finalización de año escolar 2015-2016, y que urge la organización del magisterio con el pueblo para salvar la educación y el país del caos.

Hemos querido considerar un balance ubicándonos en el contexto de la situación de cataclismo que presenta la economía venezolana y por consiguiente de la crisis social que atraviesa, por lo que el análisis que hemos realizado nos permite hacer una evaluación objetiva de los elementos que tuvieron presentes en este proceso escolar que hemos caracterizado como el colapso educativo que jamás había ocurrido en la que va de historia contemporánea de Venezuela. 

El gobierno nacional y el Ministerio del Poder Popular para la Educación han forjado una costosa estrategia propagandística-mediática para marcar las supuestas bondades de la educación bolivariana, pero en el fondo es para encubrir la verdadera situación educativa presentando un maquillaje de la realidad. Tanto el presidente Maduro como el Ministro de Educación Rodulfo han tomado la irracionalidad y la mentira como práctica de su acción política; que haciendo uso de categorías como educación libertaria y justicia social lo que han hecho es gastarlas y llevarlas a la fraseología hueca. 

Exponemos los elementos más críticos presentados en el año escolar 2015-2016:

La deserción escolar está acentuando la exclusión:

La mayor prueba sobre la falsa práctica de la educación igualitaria y para todos hoy lo expresan los indicadores de la exclusión escolar. La tendencia manifiesta que más niños están saliendo de las escuelas y liceos debido al crecimiento de la pobreza y el deterioro del salario familiar. Son varias las referencias estadísticas y los propios hechos empíricos que muestran la presencia de una estafa educativa. Citemos algunos datos como base de arranque del año escolar 2015-2016: 

  • Estudios revelan que ya desde el año 2009 las cifras indicaban que la tasa de cobertura de la educación primaria y educación media ya estaba tocando techo, es decir; ya se estaba originado un estancamiento. Para el año 2015 se declaró que al menos 1 millón de niños y adolescentes entre la edad comprendida de 3 y 17 años hoy no fueron escolarizados. De los que lograron ingresar al sistema educativo (año 2015-2016) 1 de cada 5 abandonó las aulas de clase antes de cumplir los 15 años. (Encuesta de Condiciones de Vida-ENCOVI. 2015-2016)
  • Los cinco últimos meses del año escolar 2015-2016 reflejaron ausentismo escolar debido a las siguientes razones: los padres no tenían como costearle pasaje a sus hijos para que asistieran a las escuelas y liceos, los propios niños y adolescentes ayudaban a sus padres a buscar comida, no funcionaba el Servicio de Alimentación Escolar. Estados donde se acentuó más esta situación: Aragua con un 40%, Distrito Capital con 37%, Zulia con 44%, Carabobo con 38%, Táchira con 40%, por mencionar algunos estados. (Investigación realizada por los sindicatos regionales SUMA-Zulia, SIMPROTEC-Aragua, SINPRODO-Táchira, MESR-Distrito Capital) 
  • La inflación viene convirtiendo el salario de los trabajadores en polvo, lo que impide cubrir los gastos más elementales de la familia, sobre todo de alimentación y mantener los niños en las escuelas. (Ponencia de la CTV. De la catástrofe hacia la prosperidad) 
  • Es importante destacar que en el Distrito Capital la educación primaria año 2015 se dio una mengua de estudiantes, lo que significó como base del año escolar 2015-2016 la cantidad de 22.159 niños menos en las escuelas. (Situación de los Derechos Humanos en Venezuela. Informe anual 2015. PROVEA) 

El desabastecimiento y la escasez han lesionado el derecho a la alimentación: 
  • Según Datanálisis la escasez de los productos de la cesta alimentaria se produjo en un 82,3%. 
  • El Servicio de Alimentación Escolar disminuyó su calidad nutricional en un 77%.
  • En un 69% dejo de funcionar este Servicio de Alimentación Escolar en las escuelas y liceos. Donde funcionaba fue eliminado el desayuno, dejando solo el almuerzo sin proteínas, sin leche, pollo, granos y pescado. 

Crisis de la infraestructura escolar:

En el año 2016 se acrecentó la crisis en los espacios donde se imparte la pedagogía. Los laboratorios de biología y química en un 77% desaparecieron de los liceos tanto porque no hay profesores de la especialidad como la ausencia de materiales de laboratorio y documentaciones nuevas para la teoría y práctica del conocimiento de las ciencias. Hasta lo más elemental para mantener aseado los baños y aulas de los planteles ya no se encuentran. 

El incumplimiento de la Convención Colectiva Única y Unitaria ha generado violación a los derechos humanos:

La Convención Colectiva Nacional Única y Unitaria de los trabajadores docentes, administrativos y obreros fue ofrecida por el gobierno de Maduro como un instrumento clasista para hacer justicia social en las condiciones de trabajo. Pues la realidad ha sido otra, el incumplimiento de esta Convención Colectiva ha estado generando violación a los derechos humanos expresamente en el derecho a la salud, la vida, alimentación y vivienda. 

El magisterio y el resto de los trabajadores del MPPE están viviendo un estado de calamidad, el IPASME tiene un cierre técnico en casi todos los servicios a nivel nacional. Por otro lado, a pesar de la costosa suma que debió haber dado el Ministro de Educación para instalar una Sala de servicio de llamadas (0800-SALUDME) para garantizar la atención de casos de Hospitalización, Cirugía y Maternidad la realidad es que las Clínicas rechazan prestar el servicio ya que el Ministerio no cancela los siniestros que se presentan a diario. La situación nos indica que la figura de Fondo Autoadministrado de apoyo social y salud presenta una política que no ha beneficiado a los trabajadores, sino por el contrario el patrono ejerce el control, la dirección, por decirlo de una manera coloquial se paga y se da el vuelto. Esta situación ya ha dejado fallecimientos y profundización de enfermedades, caso emblemático el que sucedió en el estado Apure hace varios meses dejando una profesora muerta con ocho meses de embarazo. 

No solo los docentes padecen las consecuencias que vive el pueblo a causa de la carestía de alimentos, sino que también el gobierno ha violado el derecho que por Convención Colectiva el sector de trabajadores de la educación tiene ante un programa de distribución de alimentos de primera necesidad. Hace meses se implementó los CLAP pero con un sentido proselitista y en menos del 1% de la población beneficiaria del Contrato Nacional. 

El Plan de construcción de viviendas dignas señaladas en la Convención se ha convertido en una injusticia social, ni siguiera el MPPE ha ejecutado el registro nacional de solicitudes de adjudicación 


El salario del docente no representa nada: 

El salario del educador esta pulverizado situando a sus familias en la pobreza.

El salario del educador tiene un déficit de 90% en comparación con el costo actual de la canasta básica y de acuerdo a la perspectiva económica del gobierno el salario se convertirá en nada. 

Es importante señalar que el 80% de docentes se encuentran en la Categoría I con salario mínimo y también por debajo del mínimo, lo que ya corresponde sal y agua los incrementos que faltan por Convención Colectiva. El salario del docente ya no tiene ninguna capacidad adquisitiva. 

Al docente jubilado le están prohibiendo el futuro: 

Pareciera que en este país el docente jubilado no cuenta con futuro. Desde el año 2007 el gobierno nacional tiene una deuda humana con 19 mil docentes jubilados que no les ha cancelado las prestaciones sociales y menos los interés de mora. Aunado a esto 8 mil que salieron jubilados en el mes de julio 2016, es decir; Maduro le ha creado a 27 mil docentes jubilados un grave problema social de subsistencia. 

Nos estamos quedando sin educadores que formen educadores: 

Hemos venido denunciando desde el año 2014 la preocupante cifra de docentes de la UCV y de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) que por causa de la crisis han dejado Venezuela. La profesora Alix Agudelo, directora decana encargada del Instituto Pedagógico de Caracas declaraba que en este mismo año, en los ocho Institutos de la UPEL 6.112 profesores tramitaron ante la Secretaría de esta casa de estudios la certificación de sus títulos, notas, diplomas y otros documentos institucionales para trámites que requieren certificación internacional, así mismo las especializaciones del área científica y de idiomas modernos han presentado la mayor disminución en el pregrado, donde terminan graduándose dos o tres estudiantes de profesionales de la docencia. 

Este año se ha profundizado la desprofesionalización de la carrera docente, la jerarquía profesional ha desaparecido y ya no quedan Supervisores de Carrera. 


La educación se ha convertido en un espacio para el control y el proselitismo político

Lo que manifestamos en el año 2007 que la educación bolivariana y el proceso de transición educativa iban hacia el control político con características mesiánicas, hoy se reafirma, donde las instancias paralelas instituidas en el Sistema Educativo y en la formación docente han sido los mayores indicadores de este impulso. Los cambios de la normativa legal (LEO) y las acciones de un nuevo Diseño Curricular que están imponiendo por la vía del hecho (textos escolares, materiales didácticos) profundizan una educación con penetrante contenido metafísico centrado en el “saber” que arrincona el conocimiento científico. El año escolar en cuestión ha dado un afianzamiento del eclecticismo en el terreno de las ideas filosóficas, así como de aquellas que buscan legitimar la puesta en escena de la parodia socialista, llena de contradicciones, que buscan servir de base a este régimen político despotismo. De allí la irracionalidad, la mitología, la idea mesiánica, entre otras, que se expresan en la deformación de la historia, pero, sobre todo, en la deformación del análisis del desarrollo social y político. Ya el Ministro de Educación Rodulfo siendo profesor de historia ha manifestado que “la educación debe profundizar el saber y el hacer” (julio 2016). 


El Movimiento de Educadores Simón Rodríguez llama al magisterio y al pueblo en general a revocar el desastre y reconstruir el país: 

La contemplación de la crisis no es la mejor postura de los que fuimos formados para construir conciencia ciudadana y desde la pedagogía transformar a la sociedad. El llamado es sumarnos a la acción por la reconstrucción de país y en ella crear una nueva conciencia y nueva ética ciudadana que enaltezca el espíritu solidario de la sociedad y la justicia.

Venezuela exige un cambio de país y una educación que sea capaz de formar un ciudadano transformador, crítico, participativo y solidario, que contribuya con su esfuerzo a superar la sociedad dogmática, individualista que hoy nos rige. Una educación que propenda a la creación de una conciencia científica. En ese sentido, el Movimiento de Educadores Simón Rodríguez expresa que el magisterio debe prepararse hacia un programa nacional de educación con líneas generales políticas que sostenga que la educación venezolana debe responder a las necesidades de desarrollo de la sociedad en su conjunto, un desarrollo concebido como un cambio sustancial que modifique las instancias económicas, sociales y políticas de nuestro país, y que siente bases para una nueva sociedad, verdaderamente democrática, participativa, con equidad, donde haya trabajo digno para todos; en la cual el derecho a la salud, educación, vivienda y seguridad sean una realidad para todos los venezolanos. Por lo tanto, nos inscribimos en un auténtico proceso de cambio, por lo que te convocamos a ser protagonista para que desde la catástrofe podamos abrir senderos hacia la prosperidad. 


¡Revoquemos el desastre!

¡Por una educación democrática, científica y gratuita!

¡Por una sociedad próspera y productiva!






Movimiento de Educadores Simón Rodríguez











Caracas, 7 de agosto 2016

domingo, 10 de julio de 2016

Observaciones al proyecto de Ley de Emolumentos del Personal Docente al servicio de las Instituciones Educativas Oficiales Dependientes del Ejecutivo Nacional, Estadal y Municipal

Presentamos al magisterio venezolano, carta enviada a los diputados Juan Requesen y Miguel Pizarro, Presidentes de la Sub Comisión de Educación y de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, respectivamente, en la cual expresamos nuestras observaciones al proyecto de Ley de Emolumentos del Personal Docente al servicio de las Instituciones Educativas Oficiales Dependientes del Ejecutivo Nacional, Estadal y Municipal. Lo hacemos para que todos los colegas debatan un aspecto de lo que para nosotros es sustancial: lograr la dignificación de la profesión docente. A continuación la misiva enviada.  ¡Que se abra el debate! 




Caracas, 11 de julio 2016




Ciudadano:
Diputado:
Juan Requesen
Presidente de la Sub comisión de Educación de la Asamblea nacional
Presente.-




Atención: Ciudadano:
Diputado: Miguel Pizarro
Presidente de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional


Estimados Diputados:

Nuestra organización, Movimiento de Educadores “Simón Rodríguez, Asociación Civil sin fines de lucro fundada en 1987 en el Instituto Pedagógico de Caracas, nos dirigimos a Uds. para consignar nuestro aporte y observaciones al Proyecto de LEY DE EMOLUMENTOS DEL PERSONAL DOCENTE AL SERVICIO DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS OFICIALES DEPENDIENTES DEL EJECUTIVO NACIONAL, ESTADAL Y MUNICIPAL; y lo hacemos en los siguientes términos:

El Estado mantiene aún una deuda social histórica con los educadores venezolanos que laboramos para el sector oficial y privado de la educación pública. Honrar la profesión docente no ha pasado de algunas buenas intenciones vertidas en los discursos oficiales de los diferentes gobiernos de turno y en los instrumentos legales, como la Ley Orgánica de Educación y la Constitución Nacional. Se alaba y reconoce la majestad de tan abnegada profesión. Pero estas buenas intenciones no se han traducido en acciones y políticas que protejan la calidad de vida asociada a una justa remuneración que le permitan al educador un desempeño libre de carencias materiales. 

En el 104 constitucional se reclama a un educador con “idoneidad académica comprobada y su actualización permanente”, comprometiéndose el Estado a “garantizar un régimen de trabajo y nivel de vida acorde a su elevada misión”. El educador ha logrado superarse académicamente y debe financiar su permanente actualización con sus insuficientes ingresos. El Estado en cambio está en mora con el cumplimiento de su obligación constitucional de concretar este artículo.

El educador desempeña una noble y abnegada profesión y, al igual que el resto de los trabajadores, “tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”(…), según lo ordena el artículo 91 constituciona. Sin embargo, este mandato no ha sido honrado por el estado venezolano, pues una remuneración digna debe permitir que los educadores puedan dedicarse satisfactoriamente a sus tareas, a su actualización y preparación sin que tenga que estar privándose de lo más elemental como es alimentarse adecuadamente.

Las responsabilidades que recaen en los docentes es de extrema importancia desde el mismo comienzo de su ejercicio, de allí que los sueldos deben estar en correspondencia con esta “elevada misión” consagrada en la constitución. Por ello es que la sociedad ha colocado en la enseñanza y el trabajo como los vehículos para alcanzar los grandes fines del Estado; entre otros, “el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad”.

En consecuencia, no es coherente vincular la función docente con el Salario Mínimo (el cual es acá en Venezuela una referencia a niveles de la indigencia) pues como se ha dicho, la labor del educador ha sido relacionada con los más elevados fines de la sociedad. La remuneración del educador debería, entre otros parámetros, ser comparable con otras profesiones que requieran competencias similares o equivalentes, tomar en cuenta que determinados cargos requieren mayor experiencia, competencias y responsabilidades, así como considerar la inflación, el alto costo de la vida y la pérdida del poder adquisitivo del salario, criterios éstos plasmados en las “Recomendaciones para el personal docente” aprobadas por la UNESCO. 

Hoy, como todos los asalariados, al docente se le ha descargado en sus hombros el peso de la crisis económica y ello no es justo en un estado que se autoproclama de “justicia social”. 

Estimados Diputados, si en realidad existe la decisión y disposición cierta de dignificar la profesión docente, se debería seguir lo dispuesto en el artículo 91 ejusdem, que entre otros aspectos, toma como referencia para establecer una justa remuneración el costo de la canasta básica o canasta alimentaria.

En fin, una justa y digna remuneración para los trabajadores de la enseñanza en Venezuela deben garantizar el ejercicio cierto de los derechos constitucionales a una alimentación completa; a una vivienda adecuada, segura, cómoda e higiénica; a la salud, medicinas y la seguridad social como derechos sociales fundamentales; a prestaciones sociales para recompensar la antigüedad en el servicio y el amparo en caso de cesantía. Las prestaciones sociales hoy no recompensan la cesantía pues con la actual distorsión de la bonificación del salario, los montos cancelados son casi simbólicos, por no decir risibles; amén de que son canceladas tardíamente y sus intereses de mora al no ser cancelados, están desfasados de la realidad inflacionaria venezolana.

Por otro lado, Venezuela al ser un “Estado democrático y social, de derecho y de justicia”, (artículo 2 constitución nacional), no admite discriminación de ningún tipo y por igual trabajo se debe recibir igual remuneración. En este sentido, una Ley que fije los emolumentos de los educadores debería abarcar a todo el espectro de docentes tanto oficial como privado, pues el ejercicio del magisterio cumple con los mismos fines y obligaciones que le impone el estado y la sociedad a los mismos. 

Con relación a la fijación de los salarios y remuneraciones, no puede desconocerse el avance y conquistas históricas de las reivindicaciones obtenidas por los gremios docentes. La unilateralidad del patrono para fijar sueldos quedó en el pasado. Hoy los trabajadores y en especial los educadores tenemos organizaciones sindicales que negocian con el patrono los sueldos y salarios; en consecuencia debe quedar establecido este derecho adquirido y la norma constitucional (artículo 96) en la presente propuesta de ley.

Es importante, para evitar confusiones a la hora de aplicar la ley, el manejo de las categorías relacionadas con el concepto de salario, sueldos, emolumentos, docente, profesor, profesional de la docencia. Se recomienda mantener las definiciones de estas categorías tal cual aparecen en las Leyes del Trabajo, Educación y Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente. 

Ciudadanos Diputados, tienen en sus manos la oportunidad histórica de iniciar el camino hacia la dignificación de la profesión docente. La remuneración es solo una, entre otras acciones, que junto al magisterio se deben tomar para hacer buena la letra del artículo 104 de la constitución nacional. 

Atentamente; 

Por la dirección nacional del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez


Profesores: Raquel Figueroa, Armando Barreto, Pedro García, Teodomiro Aguilar, Saúl Pérez, Ramón Astudillo, Luis Rivas, Oxálida Alejo, Karina Molina, Daniel Navas, Marcos Suárez, Dimas Rodríguez, Blanca Algarra, Jesús Guerrero, Iris Álvarez, Francisco Malavé, Alejandro Hernández. 

                                                                                         
Twitter: @MESR2014
Blogger: http://moveducsimonrodriguez.blogspot.com
Correo: movimientoesm@gmail.com
Facebook: Magisterio Alternativo
Celulares: 0414 1230118, 04160134768, 04245210406

miércoles, 6 de julio de 2016

¡Alerta educador jubilado!: El MPPE calcula erróneamente tu Bono Recreacional

Profesor Pedro García

Consultando la constancia anual electrónica en la página WEB, constatamos que El MPPE calculó el Bono Recreacional de los educadores jubilados erróneamente. No lo hizo con base en la asignación total (Asignación más bono de salud). Se viola la cláusula 57 del Contrato Colectivo, lo cual desdice del discurso falsamente obrerista, humanista y de justicia social pregonado por gobierno y los funcionarios que están al frente del MPPE. Exigimos rectificación inmediata. 


LO QUE DICE EL CONTRATO SOBRE EL BONO RECREACIONAL

Clausula 57: Bono Recreacional (jubilados):
«Se conviene a partir de la homologación de la presente Convención Colectiva Única y Unitaria, en pagar como Bono Recreacional a las y los jubilados y pensionados administrativos, docentes y obreros, el equivalente a cincuenta (50) días de salario integral, calculado sobre el monto total de la asignación recibida en el mes de junio. El pago del bono recreacional será en la primera quincena del mes de julio de cada año.»

Hay un error de cálculo del MPPE. La cláusula es taxativa, muy clara, primero habla de salario integral (nosotros no tenemos salario sino asignación) pero luego aclara que es sobre el monto TOTAL de la asignación que obviamente es el resultado de sumar la asignación más el bono de salud, lo que constituye la totalidad de lo percibido. 
El patrono una vez más incumple el Contrato Colectivo y violenta el derecho a los educadores.- 


¡No al capitalismo salvaje que esquilma nuestros empobrecidos y menguados ingresos!



Profesor jubilado Pedro García.

sábado, 2 de julio de 2016

Repudiamos la represión al movimiento magisterial en México.

El gobierno mexicano impone con represión
 la reforma educativa.
Solidaridad
Expresamos nuestra absoluta solidaridad a la lucha que hoy libra el magisterio mexicano contra la reforma educativa que abre las puertas a la privatización y elimina la educación popular. Pero además manifestamos nuestra mayor repulsión y condena a la brutal represión del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que deja como saldo 13 muertos, decenas de educadores heridos y detenidos, quienes protestaban el 19 de junio 2016 en Nochixtlán de Oaxaca contra dicha reforma educativa. Desde Venezuela decimos que un gobierno que practica la violencia contra los educadores y su pueblo merece nuestro total repudio. Solo en las dictaduras se contesta con balas a las protestas populares.

La lucha del magisterio mexicano merece nuestra atención, de allí que hacemos algunas consideraciones:

1. Desde hace mucho tiempo el magisterio mexicano viene dando diversas luchas contra las reformas educativas que los gobiernos de México impusieron sin tomar en cuenta la opinión de especialistas, docentes y ni del pueblo. Lo que sucedió esta vez en Oaxaca es expresión de la rebeldía magisterial por la aplicación de una reforma que constriñe los derechos y la estabilidad laboral de los profesionales de la educación. Esta reforma no entiende a la educación como una política de Estado pues minimiza su papel en los ámbitos de la dirección, evaluación, control profesional y el financiamiento de la educación.

2. En 1998 el sector de educación básica de México venía siendo impactado por el Tratado de Libre Comercio. La principal medida del mismo fue la descentralización educativa, mediante la cual se trasladó la administración de la educación primaria, secundaria y normal a los gobiernos estatales. El objetivo que estaba a la zaga era limitar la responsabilidad del gobierno federal (gobierno central) del financiamiento de la educación y trasladárselo a los gobiernos estatales y municipales, pero también trasladar a los padres de familia y a las comunidades la responsabilidad del mantenimiento de las escuelas e instituciones educativas. En 2001 el magisterio mexicano venía siendo víctima de la aplicación de una política de flexibilización laboral, trayendo consecuencias nefastas en la lucha por conquistar un salario decente, la formación y el mejoramiento académico del docente.

3. La reforma educativa que rechaza el magisterio mexicano tiene una concepción privatizadora de la educación. La parentocracia o la educación societaria (política del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial) ronda por América Latina reduciendo el papel de los Estadosen el financiamiento y atención de la educación de los pueblos. Lo que la reforma presenta como “autonomía de gestión”, no es más que generalizar la autonomía financiera, trasladar la dirección y gestión de los establecimientos educativos a la comunidad educativa. Para este 2016 el gobierno mexicano redujo en 3 mil 660 millones el presupuesto de la Secretaría de Educación Pública, lo que representa el incumplimiento del Estado de los Convenios Internacionales suscritos con la UNESCO sobre invertir más en la educación de América Latina y el Caribe.

4. La reforma educativa que impugna el magisterio mexicano plantea nuevas formas de control del trabajo del maestro e implementa medidas que acaban con la estabilidad laboral. 

5. Esta reforma educativa responde al modelo neoliberal que se viene aplicando en el mundo por las potencias económicas para profundizar su poderío y control. La experiencia en la aplicación de este modelo en el sector educativo en los países de América Latina ha evidenciado un fracaso rotundo, expresado en la baja calidad de la educación y cierre de escuelas, entre otros indicadore. Esos son también los resultados de la experiencia en Nicaragua, Salvador, Guatemala, Honduras. Cabe mencionar que en Venezuela se vienen dando pasos agigantados sobre los cambios de la normativa dentro de un supuesto proceso de transición que lo señala la propia Ley Orgánica de Educación aprobada en el 2009. Las categorías que ya se manejan como "corresponsabilidad" y la utilización manipulada de la “participación protagónica del pueblo” nos indican que en Venezuela se aplica a cuenta gotas la política que hoy el magisterio mexicano protesta. 

Por eso, estamos con el magisterio mexicano, nos hacemos solidarios con sus luchas, que son las mismas luchas de los pueblos que quieren libertad. Defender la soberanía de los pueblos es defender con pasión y convicción la educación democrática y libertaria. 


Movimiento de Educadores Simón Rodríguez

martes, 28 de junio de 2016

Video "Revoquemos el Desastre


El Movimiento de Educadores Simón Rodríguez llama al magisterio venezolano a participar activamente en las acciones que de ahora en adelante se realizarán para revocar a Nicolás Maduro, lograr el cambio político e iniciar la reconstrucción nacional. 



¡REVOQUEMOS EL DESASTRE!

¡FUERA NICOLÁS!

domingo, 26 de junio de 2016

MOVIMIENTO DE EDUCADORES SIMÓN RODRÍGUEZ DE FALCÓN INVITA A SEMINARIO DE FORMACIÓN DE LÍDERES MAGISTERIALES


Prof. Dimas Rodríguez,
Coord. del MESR Falcón
El Prof. Dimas Rodríguez, en su condición de Coordinador Regional del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, invita a los educadores interesados en formarse como líderes magisteriales al 1er Seminario de Formación de Líderes Magisteriales que se desarrollará en la ciudad de Coro este jueves 30 de junio, en el Liceo Cecilio Acosta, desde las 8 a.m. hasta las 12 del mediodía.

Este evento contará con la participación, como ponentes, de dirigentes nacionales y regionales del magisterio, entre quienes se cuenta el Prof. Teodomiro Aguilar, Presidente de la Asociación de Educadores Jubilados del estado Aragua, la Prof. Raquel Figueroa, Secretaria de Organización Nacional de Fenaprodo y la Prof. Yamilet Meléndez, Presidenta del Colegio de Profesores Seccional Falcón.

El mismo será gratuito, se entregará certificado de participación y solo se pedirá una colaboración de un cuaderno o Bs. 200 que serán donados a una fundación que atiene a niños y adolescentes socialmente excluidos, como apoyo al programa de donación de útiles escolares que ella adelanta.
Los interesados en participar pueden llamar a los números telefónicos 04261636923 o 04127512037 para registrarse o bien acercarse el día del evento a las instalaciones de la institución educativa señalada para que participen de este evento en el que, además de adentrarse en el contexto de la defensa de los derechos de los docentes, de la defensa de los derechos ciudadanos, así como de la organización del magisterio, contribuirán con una importante labor social como es la de ayudar a quienes más necesitan, en este caso, útiles escolares.

Finalmente, en nombre del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez en el estado Falcón, el Prof. Dimas Rodríguez hace un llamado a los docentes a sumarse a esta iniciativa, a participar en el Seminario y a levantar las banderas de lucha por una educación digna.