miércoles, 18 de mayo de 2016

Maduro condena al hambre a docentes dependientes de la Gobernación de Miranda, afirma Marlon Quintero


Ayer 17 de Mayo los docentes de Miranda nos dirigimos a la Vicepresidencia de la República para exigir al Gobierno Nacional que envíe a la Gobernación del estado Miranda los recursos necesarios para la cancelación de nuestros derechos laborales (la homologación, consecuencias de la firma de la Convención Colectiva Unitaria de los docentes nacionales, y los ajustes en el bono de alimentación, entre otros derechos) y  reconozca que tiene una deuda con los más de 14 mil maestros estadales. Ya han pasado más de dos meses de la firma y los decretos de aumento y el gobierno de Maduro no asigna los recursos presupuestarios, condenando, de esta manera, al magisterio mirandino y su familia al hambre y la miseria. Hoy día, el 90% de los maestros cobra menos de salario mínimo, Maduro ha decretado este año dos ajustes en los cestaticket y nosotros seguimos cobrando 6400 Bs mensuales por este concepto.

Es por ello que maestros de todos los rincones del estado Miranda protestamos frente a la Vicepresidencia, no sin altercados y enfrentamientos con los colectivos de "indigentes" quienes cobardemente agredieron a varias maestras, pero les salimos al paso con valentía, firmeza y determinación. Con esta acción se obtuvo el reconocimiento por parte del Gobierno Nacional de la deuda completa (tanto la homologación como todos los aumentos decretados, salario mínimo, cesta ticket, bono de salud y medicinas). Se comprometieron a tener información para la próxima semana sobre el pago de la deuda. Creemos que se cumplieron los objetivos. Pero esta lucha apenas comienza, vamos a profundizar la presión, seguiremos en la calle hasta lograr que, efectivamente, paguen la deuda. En horas, anunciaremos las próximas acciones sindicales.


Marlon Quintero, 
Dirigente Regional de Sitraenseñanza Miranda y 
del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez.

jueves, 12 de mayo de 2016

Al magisterio y trabajadores de la educación: La bolsa de comida o el cambio necesario…



Actualmente en Venezuela alimentarse pasó a ser una aspiración y dejó de ser un derecho humano reconocido como tal por la legislación internacional. Muy a pesar que la Constitución, en su artículo 305, establece la obligación del estado a garantizar el ejercicio de este derecho, definiendo la producción de alimentos como asunto de interés nacional, es decir, de orden público, la verdad es que la población venezolana y dentro de ella, sus educadores, estamos pasando hambre.

Estamos sufriendo un grave déficit nutricional, como dicen los técnicos. Las causas son múltiples y entre ellas resaltan: no contar con salarios suficientes para adquirir los alimentos, cuyos precios están por las nubes; el impacto de la inflación en los productos alimenticios; el desabastecimiento; las expropiaciones, confiscación e invasión de tierras y fincas de producción de alimentos que luego van a la quiebra, para que finalmente se importe casi todo lo que consumimos y que por lo general son productos de mala calidad.

Tiene su causa estructural esta crisis alimentaria en el modelo económico que ha llevado a la destrucción del aparato productivo nacional,  que favorece a la nueva clase social burguesa chavista dedicada al negocio de la importación de alimentos, contando para ello con dólares preferenciales que otorga el Estado y que a través de PDVSA fluyen sin control de institución alguna. Así se genera todo un aparato de corrupción que desangra las arcas de los recursos de todos los venezolanos.

Decimos esto porque es necesario que ubiquemos el origen del problema alimentario y cómo nos afecta. Para que veamos que la solución a este grave problema, que ya pasó a la categoría de flagelo al llevar implícito el hambre que merma la calidad de vida y la salud de toda la población, en especial sus niños y ancianos, no puede ni va a ser una bolsa de comida.

El gobierno nacional, a través del Ministerio de Educación, se comprometió en el recién firmado Contrato Colectivo (Cláusula 40) a la implementación de unos operativos para que los trabajadores de la educación adquiramos algunos pocos alimentos básicos, cuestión que mantiene en ascuas y molestos a los educadores venezolanos al tener que lidiar con humillantes procedimientos proselitistas e intentos de partidizar un derecho humano por parte de funcionarios, activistas y sindicalistas oficialistas inescrupulosos.

Todos los trabajadores tenemos derecho a alimentarnos con dignidad. Como la política económica del gobierno ha llevado a que Venezuela no sea productora de sus propios alimentos, el estado debe garantizar que podamos adquirirlos. Para ello necesitamos un salario suficiente, que permita acceder a todos los alimentos en cantidad y calidad, y mantenernos así con buena salud y vida. El derecho a alimentarnos adecuadamente se ejerce cuando se tiene:

“acceso, de manera regular, permanente, y libre, sea directamente, sea mediante compra por dinero, a una alimentación cuantitativa y cualitativamente adecuada y suficiente, que corresponda a las tradiciones culturales de la población (…) y garantice una vida psíquica y física, individual y colectiva, libre de angustias, satisfactoria y digna”, tal y como lo ha dicho en sus informes el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la FAO.

Este gobierno y su concepción de humillar a la sociedad y sus educadores, pretendiendo imponer supuestas soluciones a una grave crisis económica que él mismo  ha generado, no va a resolverla con una bolsa de comida, con un operativo improvisado, ni con la venta productos alimenticios sin las garantías que conlleva el derecho humano a la adquisición de alimentos. Estas medidas y operativos se  hacen en medio de un proselitismo político partidista inaceptable y vergonzoso.


El problema es que no hay comida para llenar esas bolsas y hay que resolver lo fundamental: la producción de alimentos a través de la reactivación del aparato productivo del país. Sin esto no habrá garantías ni siquiera para la permanencia de estos operativos o programas contingentes. Por cierto, no ha dicho aún el MPPE que realizará descuentos por nómina de esas bolsas de comida que entregarán ,y conociendo su práctica y su incapacidad, esos descuentos se seguirán haciendo aunque el trabajador no reciba la bolsa de comida.

La gravedad de la crisis es inocultable. De programas sociales (mercales, Abastos Bicentenario, Pdvales, etc.) ya van por operativos de bolsas de comida. Es la única manera como pretenden enfrentar una crisis de esta envergadura. Y es por ello que esta crisis económica y de abastecimiento de alimentos solo será resuelta con el cambio de este gobierno que nos seguirá empobreciendo. La vía del referéndum revocatorio está en marcha y los educadores y demás trabajadores debemos activarnos para contribuir a la solución de esta situación.

No tenemos otra opción que luchar para mejorar nuestras actuales condiciones  de vida y de trabajo, luchando con dignidad por nuestros derechos y reivindicaciones laborales, pero tambien y simultáneamente por un verdadero cambio político en nuestro país, creciendo en conciencia para demostrar que en el magisterio venezolano hay reservas morales con las que el pueblo puede contar para alcanzar este cambio necesario y urgente que nos merecemos todos.




¡Por la defensa del salario que dignifique al docente y sus familiares!

¡Por la educación democrática, científica y popular, revoquemos el desastre!


Dirección Nacional del 
Movimiento de Educadores Simón Rodríguez

miércoles, 4 de mayo de 2016

Karina Molina detalla como fue la agresión del fascismo a los docentes dependientes del Gobierno del Distrito Capital


Profersora Karina Molina
Coordinadora del MESR Caracas
El Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, tal como lo expresó ayer, rechaza nuevamente y de manera contundente las agresiones de carácter fascista de las cuales fueron víctimas los maestros distritales, que ejercieron  derecho a la protesta, tal y como lo estipula la constitución, de manera pacífica. Queremos hacer del conocimiento de todo el magisterio venezolano, en especial de los maestros dependientes del Gobierno del Distrito Capital, como se dieron los hechos de esta brutal agresión. 







LOS HECHOS

La razón de la protesta fue en respuesta a la negativa del Jefe de Gobierno del Distrito Capital, Daniel Aponte, de atender a la organizaciones sindicales y a los docentes, que lo han exhortado en varias oportunidades a cumplir con la contratación colectiva, en virtud del incumplimiento de la cláusula Nº 6, que establece que todos los beneficios contractuales que reciban los maestros nacionales deben ser homologados a los trabajadores de la enseñanza al servicio del gobierno del Distrito Capital, en vista de que recientemente se aprobaron beneficios en la Contratación Colectiva Única y Unitaria de los trabajadores de la enseñanza dependientes del MPPE. 

Para nuestra sorpresa nos conseguirnos con que se había nombrado un nuevo Sub Secretario de Educación, de tan solo con 25 años de edad, quien nos recibió en las afueras del edificio diciéndonos que "atendería los reclamos en una mesa de trabajo solamente a 6 personas”, cosa que nos pareció insólita de parte de un representante del gobierno que pregona de manera la participación de todos los trabajadores y supuestamente respeta y genera la participación de las mayorías. En vista de esto, algunos representantes sindicales subieron a la mesa en la que se iba a desarrollar la reunión dentro del recinto de GDC, por lo que el resto de los maestros nos vimos obligados a esperar afuera. Al cabo de un rato, nos percatamos que alrededor nuestro se venían apostando un conjunto de personas que nos gritaban cosas  como: “los maestros no necesitan aumento salarial, ya que con este gobierno han sido uno de los profesionales mejores pagados”, frases plagadas con improperios y un lenguaje soez, como acostumbran estas personas pagadas por este régimen y que suelen  golpear, maltratar y agredir a la gente que disienta y reclame sus legítimos derechos. No contentos con los insultos, estas personas colocaron música en alto volumen para evitar que hubiera comunicación entre los docentes y pudieran actuar con más facilidad los grupos violentos, como efectivamente lo hicieron. Varios maestros fueron golpeados, arrastrados, amenazados, frente a la mirada indolente de los la GN y la PNB.  Fue una situación de angustia, rabia, indignación e impotencia que vivimos los docentes distritales. Los colegas de los sindicatos que estaban sentados en la mesa de trabajo con el representante del gobierno se  levantaron de la reunión, pues ya no había nada que discutir cuando afuera estábamos siendo vilipendiados y agredidos por un grupo de asalariados fascistas, que más temprano habían salido del mismo edificio en el cual se había convenido la mesa de trabajo para discutir las exigencias laborales incumplidas por el patrón. En varias oportunidades los grupos violentos volvieron y arremetieron con tubos, golpes amenazas de muerte a todos los maestros que esperábamos los resultados de la reunión entre los representantes sindicales y el Sub Secretario de Educación del Gobierno del Distrito Capital. Varias veces intentamos a reunificarnos frente al edificio gubernamental, pero la violencia fascista se impuso ante la mirada complaciente de la GN y la PNB, y no nos quedó más remedio que volver a correr y a dispersarnos.

NUESTRA POSICIÓN

Por lo antes descrito, desde el Movimiento de Educadores “Simón Rodríguez” consideramos, ahora más que nunca, la necesidad de seguir organizándonos en torno a la lucha por nuestras reivindicaciones, realizando asambleas en todas las escuelas, con los maestros, con los padres y representantes, para que las personas sepan lo que sucede en el magisterio, y sobre la base de ello, hacer acciones de protestas, que en todo caso pueden y deben contar con la participación de todos los trabajadores de la educación dependientes del Gobierno del Distrito Capital, ya que no solo los maestros tenemos sueldos de hambre que no alcanzan ni para comprar la canasta alimentaria y mucho menos para la canasta básica.  Por eso los maestros no solo debemos organizarnos para la lucha por esta y otras reivindicaciones, sino para debemos contribuir con la salida constitucional de este gobierno, que ha dilapidado los dineros de los venezolanos, ocasionando una de las crisis más profundas y generalizadas de la historia venezolana, que ha despilfarrando parte del erario público en, por ejemplo pagar la deuda externa en detrimento de los intereses nacionales y populares. También ha utilizado recursos públicos para mantener a muchos grupos fascistas que tienen por encargo agredir, maltratar y hasta matar impunemente a quienes disentimos, rechazamos y repudiamos este estado de cosas. En vez de invertirlo en educación, en salud, en reactivar el destruido aparato productivo, el gobierno usa el dinero de nuestros impuestos, el dinero que ingresa por venta del petróleo y otras materias primas lo utiliza para mantenerse en el poder, postrándose ante intereses extranjeros en detrimento de los derechos de los trabajadores en generla y en particular los docentes. 
A pesar de las agresiones y las amenazas en el Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, y estamos seguros que en el magisterio nacional y distrital, seguiremos luchando porque los educadores y educandos tengamos condiciones óptimas en el desarrollo de una educación verdaderamente científica, democrática y de calidad, cosa que necesariamente necesitamos para reconstruir este país.  



¡Que la crisis no la paguen los maestros!
¡La pasividad no calmara tu hambre!
¡A luchar!

karina Molina
Coordinadora del MESR 
Caracas
@KarinaMolinaP

martes, 3 de mayo de 2016

Agredidos brutalmente por colectivos fascistas docentes del gobierno del Distrito Capital

El Movimiento de Educadores Simón Rodríguez eleva su más enérgico rechazo ante a la brutal agresión de la que fueron víctimas nuestros colegas a las puertas de la Gobernación del Distrito Capital.

Nuestros maestros fueron golpeados salvajemente con todo tipo de objetos contundentes, tratando de impedir el ejercicio de su  derecho a la protesta y exigir un salario digno y otros derechos laborales. Hacemos un llamado a las fuerzas del orden público a cumplir con su sagrado deber de defender los derechos ciudadanos, puesto que la Guardia Nacional Bolivariana se encontraba en el lugar de los hechos y nada hizo para impedir que un grupo de violentos tarifados por el patrono gobierno  agredieran a los docentes caraqueños que protestaban pacíficamente.

Nos solidarizamos con el profesor Alejandro Fuente, trabaja de la Escuela Distrital Pérez Bonalde y con la profesora Aulin Manchena, Secretataria de Reclamos del Sindicato Venezolano de Maestros (SINVEMA) quienes fuero golpeados por las hordas fascistas al servicio del patrono gobierno.
El profesor Alejandro Fuente fue agredido
por colectivos fascistas en la
Plaza Bolívar de Caracas 

Señor Presidente Nicolás Maduro, no se maltrata de esa manera tan cobarde al gremio docente, en quienes está la más grande tarea de la Patria.

Somos los formadores de las futuras generaciones.¡ RESPETE!









¡Por el derecho a la protesta! 
¡Por un salario digno a los docentes del Distrito Capital!
¡Por la homologación salarial inmediata! 
¡Ya basta de agresiones al magisterio!




Dirección Regional de Caracas y Miranda del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez

viernes, 22 de abril de 2016

El gobierno nacional y el mercantilismo en el sector salud son los responsables del fallecimiento de nuestra colega Luisa Blanco

Luisa Blanco
Los docentes que formamos parte del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez alzamos nuestra voz de protesta e indignación ante el lamentable fallecimiento, en la Ciudad de San Fernando de Apure el día sábado 16 de abril, de nuestra colega Luisa Blanco y su hijo de 8 meses en gestación.

Ante esta situación que ha llevado al magisterio nacional al luto, queremos exponer con firmeza lo siguiente

1. No sólo la Convención Colectiva Única y Unitaria de los trabajadores del MPPE arrancó con incumplimiento, sino que la negligencia e indolencia del patrono-gobierno lo ha convertido en el principal violador de los derechos humanos de los trabajadores de la educación, recayendo sobre sus espaldas el fallecimiento de la educadora Luisa Blanco. En la nueva condición de esta Convención Colectiva, que promueve la corresponsabilidad y la autoadministración del proceso social del trabajo, el Estado abandona su responsabilidad para transferírsela al propio trabajador. Esta nueva visión de negociación colectiva ya tiene el primer educador muerto (es lamentable expresarlo pero con dolor lo tenemos que decir crudamente para desenmascarar la estafa de esta Convención única y Unitaria). La colega Luisa no tuvo los medios económicos, ni siguiera para entrar al proceso de reembolso con el seguro; por lo que ninguna clínica la asistió médicamente. En otras palabras; le negaron el derecho a seguir con vida y su hijo a nacer.

2. El Código Ontológico médico expresa que el servicio a la salud debe atender a cualquier ser humano indistintamente de su condición social, política y religiosa para salvaguardar el derecho sagrado a la salud y a la vida. En este caso las clínicas le negaron el servicio a la profesora porque el MPPE no cumple con el pago de la póliza correspondiente. Esta práctica es parte de la visión mercantilista de los servicios de salud que da mayor importancia a la obtención de ganancias que al derecho sagrado a la vida que tiene todo ser humano. En este asunto tan delicado, consideramos que debe abrirse una investigación a las diferentes clínicas en que asistió la colega buscando asistencia médica. Esta mujer y su hijo se encontraban en un estado de gravidez y porque no tenía el dinero no fueron atendidos. En nuestro país la salud tiene precio.

3. Con la aguda crisis hospitalaria Luisa Blanco no le quedó otra que trasladarse al hospital Pablo Acosta Ortiz donde murió con su hijo en gestación. 

Con este hecho tan lamentable, el magisterio debe despertar y organizarnos para salir de esta catástrofe. En un país donde la vida y la salud no es un derecho sino una mercancía, el pueblo y sus educadores están en la necesidad urgente de cambiar el estado de cosas por un sistema de bienestar y prosperidad.

El Movimiento de Educadores Simón Rodríguez convoca a todos los educadores a que nos organicemos para defender nuestros derechos. No permitamos más que el régimen y el patrono sigan pisoteando lo que nos pertenece: vivir en salud y vivir en felicidad. Es hora que el magisterio construya un plan de lucha para defender el bienestar del pueblo.

Somos educadores con conciencia, somos educadores con ética por eso los llamamos a luchar por la seguridad social de los educadores y de nuestros familiares.

Rendimos honor a la pedagoga Luisa Blanco.-




Dirección Nacional del Movimiento de Educadores Simón Rodríguez





lunes, 11 de abril de 2016

Ya basta de amedrentamiento a docentes de Trujillo



La profesora Gioconda Pérez lee el comunicado del CPV-Trujillo
El Movimiento de Educadores Simón Rodríguez se solidariza con la Presidenta del Colegio de Profesores del estado Trujillo, profesora Iraly Guerrero, por los atropellos que sufrió junto a un grupo de docentes por parte del gobernador y grupos violentos bolivarianos. Exigimos el cese al amedrentamiento contra el magisterio trujillano. A continuación publicamos la declaraciones de la profesora Gioconda Pérez, y de la profesora Iraly Guerrero, Presidenta del Colegio de Profesores de Trujillo.

Miembros del Colegio de Profesores de Venezuela (CPV), seccional Trujillo denunciaron acoso y hostigamiento de parte de “hordas” pagadas por el Gobierno Regional, las cuales, los atacaron hoy en su sede en el sector El Gianni de la ciudad de Valera, con piedras, botellas e improperios.

Aunado a ello, los profesionales de la educación denunciaron maltrato verbal por parte del primer mandatario regional hacia sus agremiados y hacia la persona de la presidenta del CPV Trujillo.
En un comunicado que leyó la profesora Gioconda Pérez, se detallan las ofensas proferidas contra la presidenta del CPV Trujillo, Iraly Guerrero, en el programa Al Día con Rangel Silva, “en ese programa de radio, el Gobernador llamó a nuestra presidenta carcamán, parásito de la educación, maltratadora de niños, miserable de la educación, personaje siniestro, malévola, además nos trató de grupúsculo de maestros que dañamos la educación”, dijo.

“Sabemos que cada individuo manifiesta lo que tiene en su interior. No entendemos la campaña de descrédito ante esta mujer que es madre, trabajadora y profesional, que ha sido elegida tres veces como presidenta del Colegio, de forma legítima. En ese programa se ofende y se pone en tela de juicio el trabajo sindical que se realiza y para el cual fueron electos todos los miembros de la junta directiva del Magisterio Trujillano”, refirió la docente.
Pérez argumentó que “moleste a quien moleste”, seguirán en defensa de la carrera docente, “al igual que lo ha hecho la profesora Iraly por 13 años dentro del CPV. Nos han amenazado con suspendernos los sueldos, los cuales devengamos por ganar concursos de forma legal, no por prebendas políticas“, afirmó.
“Nos preguntamos ¿cuántos años tendrá Rangel Silva luchando por Trujillo?, si él fue designado a dedo por el difunto Presidente y sólo está allí recibiendo y cumpliendo órdenes como un militar. Ocúpese mejor de discutir el contrato colectivo que tiene 17 años sin discutirse y no diga que usted trabaja por la defensa educativa cuando hay escuelas como la Carrillo Heredia, que está hacinada desde hace 4 años en la Unidad Educativa Monseñor Villasmil que está ubicada a dos cuadras de la Gobernación y como esa muchas más”, expresó Pérez.
Atropellos físicos

La profesora Iraly Guerrero, presidenta del CPV Trujillo, se refirió a los ataques que sufriera, junto a otros maestros, el día de hoy, por parte de algunas personas quienes les lanzaron improperios verbales, piedras y botellas, dañando un carro perteneciente a un docente.
Prof. Iraly Guerrero.

Guerrero explicó que, desde la 8 de la mañana, grupos de motorizados se apostaron cerca de la sede del CPV Trujillo, “más de 20 fascinerosos, pagados por usted Gobernador, nos cayeron a piedras, botellas e insultos a mis colegas y a mi, incluso le dañaron la puerta al carro de un docente que, con el sueldo que gana, no podrá reparar”, sentenció.
La docente responsabilizó a Rangel Silva por estos hechos y recalcó que debe aprender a respetar a las mujeres, “sino búsquese una buena maestra que lo enseñe, no como las que usted tiene, que son mujeres con bigote, que se prestan para decir que a los docentes estadales no les corresponden y si usted me suspende el sueldo no importa”.
También Guerrero responsabilizó por el episodio violento, a uno de los porteros del Colegio República de Venezuela, el cual, según afirmó, pudo identificar como uno de los atacantes, “lo conozco porque mi hijo estudia allí y se que es uno de los fascinerosos a los que usted le paga. No busque aterrorizar al pueblo y menos a los maestros porque nosotros no le tememos”, apuntó.
“Si usted desconoce las instituciones como el CNE el cual verificó que he sido electa tres veces en el CPV, entonces usted también es un supuesto Gobernador, yo si respeto porque a mi me enseñaron a respetar, allá usted que si sabe tener hogares paralelos y que no respeta a las mujeres, aprenda a respetarlas. Iremos hasta las instancias que sean para denunciar la violencia de género en mi contra y de no atenderme aquí lo llevaré hasta Ginebra incluso pero iré hasta las últimas consecuencias, no tengo miedo“, finalizó Guerrero.

Fuente: valeranoticias.com

sábado, 9 de abril de 2016

Constituido el Frente en Defensa del Salario, Seguridad Social por una educación de calidad

Dirigentes sindicales y movimientos de base del magisterio llaman a luchar por la defensa del salario, de la seguridad social y de la educación democrática y de calidad.-

Ante la crisis económica que ha pulverizado el poder adquisitivo del salario del educador y la desvalorización del bienestar de las familias del magisterio, sindicatos y movimientos de base de diversas regiones del país conformaron el Frente en defensa del salario, seguridad social y por una educación de calidad para unificar nacionalmente acciones en defensa de los derechos. 

La Convención Colectiva Única y Unitaria de los Trabajadores del Ministerio del Poder Popular para la Educación que se acaba de aprobar en vez de proteger el salario de los trabajadores su traducción ha sido la política patronal-gobierno de colocar el salario hacia abajo, hacia la pobreza. Lo impuesto por el gobierno nacional en esta Convención está muy lejos de permitir que el educador tenga una vida digna y honorable de acuerdo a la elevada misión de formar, para este frente lo establecido en esta Convención Colectiva no sirve para medio cubrir aspectos básicos de supervivencia como la alimentación de las familias. Aunado a esto, el magisterio vive su más despiadada realidad de los servicios del HCM, de todo el deterioro de lo que representa la seguridad social, la desprofesionalización de la carrera docente y lo que ha implicado el fracaso de la Educación Bolivariana en el cual el gobierno nacional ha instalado el derecho de la educación de calidad en una retórica ramplona.

Esta situación condujo a diversos dirigentes sindicales a analizar la urgente necesidad de agrupar las mayores fuerzas magisteriales de base posibles, a dirigentes sindicales regionales y nacionales a unificarse para la acción en la defensa de la vida del maestro y sus familias, en la lucha por defender la educación popular. 

No podemos quedarnos en la contemplación de la crisis de nuestro salario, de la destrucción de la carrera docente, de la relajación del enfoque del instrumento laborar como es el Contrato Colectivo cuando se produce una corresponsabilidad en el proceso social del trabajo. De lo que se trata es de cambiar este estado de cosas que ya el magisterio y el trabajador en general no aguanta más. 

Este es el objetivo de este Frente en defensa del salario, seguridad social y por una educación de calidad. Por lo que lamamos a todo el magisterio en todas las regiones a constituir este frente que emerge bajo las luchas por la defensa de los derechos de los trabajadores, del educador y de la educación. 

Por el Frente en defensa del salario, seguridad social y por una educación de calidad


Sindicatos de diversas regiones: SUMA, SINVEMA, SINPRODO, Asociaciones de Jubilados, Fetramagisterio, Movimiento de Educadores Simón Rodríguez, delegados sindicales de los planteles escolares, docentes activos y jubilados de la base del magisterio.